TENDENCIAS
10/12/2016 10:21 CET | Actualizado 10/12/2016 10:21 CET

Esta orgullosa madre comparte una foto de la cicatriz de su cesárea muy inspiradora

Una madre ha compartido una foto de la cicatriz de su cesárea un día después de dar a luz para explicar por qué le hace sentir orgullosa.

Raquel Renteria, de California (Estados Unidos), cuenta que antes de la cesárea le daba mucho miedo quedarse con una cicatriz en la tripa. Además de la preocupación de los efectos físicos y mentales a largo plazo, tenía miedo de la operación en sí.

"Me preocupaba sentirme insuficiente, como si no hubiera dado a luz", escribió en su publicación de Instagram del 30 de noviembre.

A photo posted by r a q u e l (@mrsfitmom_) on

Muchas madres le aseguraron que pasar por una cesárea no era un problema de por sí. "Y es verdad", afirma Renteria. "No me siento como si me hubieran quitado la oportunidad de dar a luz ni me siento menos fuerte. Esta cicatriz demuestra que soy una madre fuerte de verdad. Tuve todo lo que quería durante el parto. Tuve contacto directo con mi hija, vimos cómo nació, mi marido cortó el cordón umbilical y, lo que es más importante, nuestra hija nació bien y es preciosa", prosigue.

La madre añade que no podría estar más orgullosa de su cicatriz y de sí misma: "Todos esos miedos desaparecieron en cuanto me di cuenta de que iba a tener al bebé que siempre había querido y el parto que esperaba".

La foto, que ha conseguido más de 3.000 me gusta, ha animado a otras madres que han pasado por una cesárea a compartir sus historias.

"No he tenido un parto de verdad", comenta una mujer. "A pesar de que me esperaba una larga recuperación, mi marido me recordó que una cesárea no hacía que el parto valiera menos o fuera menos importante. Ahora me miro la cicatriz y me siento muy orgullosa. Espero que otras madres que hayan tenido que pasar por una cesárea lean esto y se sientan igual de inspiradas que yo".

Otra mujer escribe: "Me hicieron una cesárea no programada a las 37 semanas porque mi hija venía de nalgas. No tenía ni idea de los prejuicios contra los partos por cesárea hasta que yo lo viví. Estoy tan agradecida por mi precioso y sano bebé que no puedo ni pensar en qué sería de nosotros de no ser por esta operación. Gracias por publicar algo tan alentador y conmovedor. Sonrío cada vez que me veo la cicatriz".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este artículo fue publicado originalmente en la edición británica de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Irene de Andrés Armenteros.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!