ECONOMÍA
28/12/2016 20:30 CET | Actualizado 28/12/2016 20:54 CET

La Generalitat acusa al Estado de arrastrarla al endeudamiento

Demiannnn

La Generalitat Valenciana se encuentra en una situación económica “delicada”, por decirlo de un modo suave y en palabras de la Sindicatura de Comptes (Tribunal de Cuentas) de la Comunidad, que este miércoles ha hecho público su

>Informe sobre las Cuentas de la Administración de la Generalitat correspondiente a 2015.

Para la Generalitat, el déficit presupuestario proviene de la insuficiente financiación

De acuerdo a sus cálculos, la deuda histórica del Estado con la Comunidad Valenciana asciende a 14.380 millones solo en el periodo 2002-2015, “unas cifras que ponen de relieve cómo los ingresos que tenemos como Generalitat son claramente insuficientes para que los valencianos tengan unos servicios públicos fundamentales dignos", ha justificado el conseller de Hacienda, Vicent Soler, con el dedo acusador colocado sobre el Gobierno y en la necesidad de reformar el sistema de financiación autonómica.

La deuda de la Generalitat ascendía a 10.078 millones de euros a cierre de 2015

De “grave desequilibrio” en las cuentas públicas valencianas ha calificado el ejercicio fiscalizado. “Con un patrimonio neto negativo de 25.419 millones de euros y un Fondo de Maniobra Negativo (capacidad de afrontar gastos inmediatos) de 10.078 millones de euros a cierre de 2015, la Administración valenciana soporta una “posición delicada de liquidez y solvencia” que se tradujo el año pasado en un resultado negativo presupuestario de 4.185 millones y un remanente de tesorería también en números rojos de 2.593 millones.

El endeudamiento financiero ha crecido por cuarto año consecutivo -un 13,4 % durante 2015- debido principalmente a dos factores: los préstamos formalizados al amparo de los mecanismos estatales de financiación, y la asunción de deuda financiera de otros entes, según el fiscalizador.

A juicio de la Generalitat, “la insuficiente financiación provoca un mayor déficit presupuestario y el consecuente incremento del endeudamiento”, se lee en el Informe de su tribunal de cuentas. “La articulación de la financiación estatal a través de mecanismos especiales de financiación vía endeudamiento (por ejemplo, el Fondo de Liquidez Autonómica) dificulta la consecución de los objetivos de déficit y deuda, e incide en el funcionamiento normal de la Administración de la Generalitat”, continúa el texto.

“Cabe recordar que las consecuencias para la Generalitat son muy diferentes según sea la procedencia de la financiación: Si los fondos llegasen a través del sistema de financiación autonómica no incrementarían el endeudamiento; mientras que sí lo aumentan cuando se obtienen por la vía de los mecanismos especiales de financiación”, concluye la Sindicatura.

ExtraFLA

Gracias al extraFLA, que corresponde a las desviaciones de déficit del año 2015, aprobado en el Consejo de Ministros del viernes 23 de diciembre, la Generalitat ha cargado más de 900 millones de euros en facturas pendientes de pago que se abonarán antes de final de año. Del total del extraFLA correspondiente al déficit de 2015 (6.055 millones de euros), el Gobierno Valenciano se lleva el máximo porcentaje para hacer frente también a obligaciones que la Comunidad Autónoma más endeudada de España (41,7% del PIB) no puede hacer frente por sí misma.

"Me alegra pensar que la Sindicatura de Comptes ha confirmado todas nuestras tesis sobre la nefasta financiación de los valencianos", ha destacado el consejero valenciano de Hacienda. Soler ha insistido en que el informe "reafirma" que el déficit de la Generalitat "no se produce porque la Comunidad Valenciana gaste más que el resto sino pese a ello, lo que significa que responde a una carencia de ingresos".

Valencia es la segunda autonomía que mayor financiación recibe de los mecanismos estatales de financiación, con los que ha podido compensar la menor financiación autonómica recibida, si bien han conllevado un aumento del endeudamiento.

El órgano fiscalizador insiste un informe más en la necesidad de un nuevo sistema de financiación autonómica, ya que con una financiación equivalente a la media habría reducido su endeudamiento en 14.380 millones de euros, calcula la institución valenciana. "Los niveles de pagos son muy bajos, o incluso nulos, en algunas líneas de subvenciones", se revela en el texto. "Además del propio incumplimiento de los plazos establecidos en los convenios, esto supone un efecto negativo que podría ser importante sobre determinados colectivos o entidades cuyas actividades son objeto de las ayudas", denuncia y lamenta en el mismo texto.

OTRA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

La valenciana ha sido una de las comunidades más combativas en la batalla por la reforma del sistema de financiación autonómica, que tiene su primera cita el 17 de enero próximo en la Conferencia de Presidentes, la conocida también como Cumbre Autonómica y cuya principal tarea será consensuar cambios en el modelo. La posibilidad de que los objetivos de déficit sean distintos en función de la situación de partida, como viene reclamando la Generalitat, es un viejo debate dentro del Consejo de Política Fiscal. Ya se aprobó en 2013, pero desde entonces Hacienda no ha repetido la experiencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El Tribunal de Cuentas investiga irregularidades del anterior Gobierno valenciano del PP.

- Puig tilda de "robo a los intereses generales" el pufo de 25 millones en el hospital de Castellón.

- Gerardo Camps gastó 553.000 euros en comidas de lujo.