POLÍTICA
10/12/2017 14:59 CET | Actualizado 11/12/2017 18:25 CET

La eurodiputada que pidió que las vacunas no sean obligatorias se ratifica

"Igual los que se molestan piensan que su negocio puede sufrir si esto sale adelante", asegura.

EFE

Lidia Senra, la eurodiputada gallega que esta semana ha sido centro de la polémica por su petición a la Comisión Europea para que las vacunas no fueran obligatorias, ha respondido a las críticas que ha recibido.

Lo ha hecho en declaraciones a GCiencia, un portal sobre ciencia gallega, donde se ha ratificado en lo que planteó a la Comisión. "El tema va mucho más allá. Hay gente que se cree dios y que puede jugar con las personas y pensar que lo único válido y cierto es lo que ellos dicen", explica Senra refiriéndose a las farmacéuticas.

"Hay un negocio muy grande detrás de los medicamentos y las vacunas, que controlan los que pagan las investigaciones. Cuando la investigación está en su inmensa mayoría en manos privadas, en laboratorios que se lucran con lo que producen, no se puede dar por seguro todo lo que sostienen", afirma.

También insiste en su teoría sobre los efectos secundarios de las vacunas, aludiendo a los casos de supuestos afectados por la vacuna del papiloma humano y sobre la falta de información acerca de los posibles daños colaterales de la inmunización. "Todo el mundo debe tener derecho a ser informado, a la libertad para decidir sobre su propia salud. Yo no soy quién para decirle a nadie lo que tiene que hacer, pero hay que poner las cartas sobre la mesa", afirma.

Senra también se ha referido a las críticas que ha recibido en las últimas horas. "Igual los que se molestan piensan que su negocio puede sufrir si esto sale adelante", afirma la eurodiputada, quien dice que ella también pasó "de pequeña" el sarampión "como tanta otra gente" cuando se le pregunta por el aumento de casos de esta infección.

Cabe recordar que el comisario de Sanidad, Vytenis Andriukaitis, respondió a Senra asegurando que las vacunas sólo se autorizan "después de que su calidad, seguridad y eficacia hayan sido evaluadas" y que "la vacunación sigue siendo la intervención preventiva de salud pública más eficaz para proteger a la población frente a un gran número de enfermedades contagiosas".

Esta es fue su respuesta íntegra:

1. Las vacunas únicamente se autorizan después de que su calidad, seguridad y eficacia hayan sido evaluadas y se haya concluido que hay un balance positivo entre los riesgos y los beneficios relacionados con su uso. Tras la autorización, todos los medicamentos, vacunas incluidas, son sometidos a una vigilancia poscomercialización por parte del titular de la autorización de comercialización y las autoridades competentes. Esta vigilancia incluye el análisis de cualquier información nueva en materia de seguridad. Los indicios de riesgos se notifican a escala de la UE y son evaluados por la Agencia Europea de Medicamentos; en caso necesario, se adoptan medidas reglamentarias.

Al igual que se hace para todos los medicamentos autorizados, en el resumen de las características de las vacunas, destinado a los profesionales de la salud, y en el prospecto, destinado a los pacientes, se proporciona información sobre la seguridad y eficacia de su uso, incluidos los efectos secundarios y las contraindicaciones.

2. La vacunación sigue siendo la intervención preventiva de salud pública más eficaz para proteger a la población frente a un gran número de enfermedades contagiosas. La competencia en materia de políticas de vacunación y su organización recae en los Estados miembros de la UE. La Comisión expresa su disposición a apoyar la cooperación entre los Estados miembros en relación con los programas nacionales de inmunización y tiene la intención de presentar un plan de acción para ayudar a los Estados miembros a mejorar la cobertura de la vacunación. La Comisión promueve el diálogo y la comunicación sobre la base científica de la eficacia y la seguridad de las vacunas a fin de aumentar la transparencia de las medidas de salud pública correspondientes.

EL HUFFPOST CON ROYAL CANIN