TENDENCIAS
28/02/2018 11:42 CET | Actualizado 28/02/2018 11:51 CET

Jennifer Lawrence, sobre su escena desnuda después de las fotos filtradas: "Fue mi elección"

La actriz cuenta en una entrevista su experiencia durante el rodaje de la 'Gorrión Rojo'.

Jennifer Lawrence aparecerá desnuda en la gran pantalla por primera vez en Gorrión Rojo. En esta última película, que se estrena este viernes, Lawrence da vida a una bailarina rusa que se convierte en una asesina que utiliza su sexualidad para el espionaje. Esta película le requería desnudarse por primera vez, algo que, según había contado "le aterrorizaba muchísimo".

"Intenté rodar la película sin el desnudo, pero me di cuenta que no estaba bien imponer al personaje algo que yo como actriz no estaba dispuesta a hacer", ha contado Lawrence a la edición de marzo de Vanity Fair, en la que es la imagen de portada.

Lo que hizo que esta decisión fuese más complicada para la actriz fue la filtración de una serie de imágenes privadas en agosto de 2014. Las víctimas del hackeo fueron varias famosas entre las que encontraba Jennifer Lawrence o la modelo Kate Upton.

Vanity Fair
Jennifer Lawrence covers Vanity Fair's March 2018 issue. 

"Mi mayor miedo era que la gente dijese: 'Oh, ¿cómo te puedes quejar sobre esas fotografías si después te vas a desnudar igualmente?", ha contado la intérprete.

El hacker encargado de filtrar aquellas imágenes fue condenado a 18 meses de prisión por el uso fraudulento de direcciones de correo electrónico para acceder a cuentas de iCloud y Gmail. Lawrence, por su parte, ya había hablado anteriormente de esta experiencia con la que dijo sentirse como si hubiese tenido "sexo en grupo con todo el puto planeta".

Con respecto a la experiencia de desnudarse en Gorrión Rojo ha contado que fue para ella una forma de sentirse empoderada: "Fue mi elección, recuperé algo que me quitaron y me pareció normal".

La cinta de espionaje cuenta con el director Francis Lawrence, con el que la actriz trabajó en Los juegos del hambre, lo que, según ha contado, le hizo sentir más cómoda durante ciertos momentos del rodaje. "Él me miraba a los ojos como si tuviese la ropa puesta, entonces yo me sentía como 'vale, todo va bien es como si estuviese vestida", ha contado a la revista. "Todo el mundo es muy profesional, no hay que olvidar que estás trabajando. Con una mirada me hacían sentir a gusto, olvidándome de que estaba desnuda".

Aún así, Lawrence ha admitido que desnudarse delante de todo el equipo le resultaba asqueroso, aunque hubiese trabajado con ellos desde la primera entrega de Los juegos del hambre. "Me conocían todos desde que era un bebé", ha contado Lawrence, quien admite que bromeó con ellos una vez tapada después de filmar. "Les dije 'espero que os sintáis asquerosos", ha declarado.

Además, el papel le requería conseguir la forma física de una bailarina y, para ello, siguió durante varios meses un duro entrenamiento para hacer que las escenas de baile fuesen creíbles. "Siempre he imaginado que esto me obligaría a seguir una dieta estricta y pasar mucha hambre porque nunca lo había hecho para una película", ha confesado. "Para Los juegos del hambre me pidieron que perdiese peso y entonces descubrí Jack in the box [cadena estadounidense de restaurantes de comida rápida] [...] Esta es la primera película para la que he tenido que pasar hambre y ser disciplinada. No podía meterme en el papel de una exbailarina y no sentirme como una de ellas", ha admitido en la entrevista.

Lawrence contó el pasado mes de octubre que tuvo que hacer un casting desnuda al principio de su carrera donde la obligaban a bajar de peso. Pero, desde entonces y hasta ahora, no ha seguido ninguna dieta tóxica para adaptarse a los estándares de belleza de Hollywood.

Este artículo fue publicado originalmente en la sección de entretenimiento de la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés.

Jennifer Lawrence antes de ser famosa