TENDENCIAS
02/03/2018 07:14 CET | Actualizado 02/03/2018 07:14 CET

¿Alguna vez has tenido un molesto tic en el ojo? Te explicamos por qué

Y unos consejos para prevenir esta afección.

GlobalStock via Getty Images

El estrés puede tener numerosos efectos sobre el cuerpo, desde pérdida de apetito hasta falta de sueño. Pero, a veces, el estrés provoca otro tipo de síntomas más molestos, hasta el punto de que cuesta mucho ignorarlos.

Un tic en el párpado es un buen ejemplo de ello. Seguramente te ha pasado alguna vez: cuando la fatiga te sobrepasa, o después de tomar mucho café, notas que te empieza a temblar el párpado. Senahen, estudiante universitaria francesa, conoce bien esa sensación, y así se lo ha contado al HuffPost Francia:

"Me suele ocurrir cuando estoy cansada. Por ejemplo, durante un examen me ha pasado y he tenido que dejar el bolígrafo unos minutos y esperar que se pase. No parece muy importante, pero es especialmente molesto cuando estás en un examen de tres horas que puede determinar tu año. Una vez me duró todo lo que duró una clase, o sea, una hora y media".

Un artículo del HuffPost Canadá ha tratado esta cuestión. Los médicos le llaman fasciculación del párpado. La contracción del párpado puede darse sobre la parte superior o sobre la inferior, o en ambas zonas al mismo tiempo. Este pequeño temblor, apenas perceptible, puede ser muy MUY irritante.

¿Cuáles son las causas?

Hay varias. La falta de sueño y los esfuerzos físicos son factores que pueden desencadenar este fenómeno, especialmente si pasas mucho tiempo delante de una pantalla, "lo cual hace que pestañees menos y produce una contracción", según France Bleu.

Las sustancias estimulantes, como la cafeína, el tabaco y el alcohol, también pueden dar lugar a esa molestia, así como el estrés. Algunos medicamentos, incluidos los tratamientos para la epilepsia y las enfermedades mentales, también pueden ser la causa.

¿Puede haber complicaciones?

No necesariamente, pero puede ocurrir. En ese caso, suele estar asociado a otros síntomas, y provocado por problemas en el cerebro o en el sistema nervioso, tales como la parálisis de Bell, la esclerosis múltiple y el síndrome de Tourette.

Existen otras afecciones neurológicas que pueden provocar espasmos en el párpado, como el blefaroespasmo, con el que las contracciones se incrementan gradualmente en los dos párpados hasta el punto de que puede causar ceguera, y el espasmo hemifacial, con el que las contracciones se producen en un lado de la cara, según WritingandWellness.com.

Si te preocupa, ve al médico, sobre todo si tienes el ojo rojo o hinchado, si tienes el párpado caído o si te cuesta cerrarlo, si el temblor se prolonga varias semanas o si las contracciones afectan a otras partes de la cara o del cuerpo.

Consejos para aliviar esos tics en el ojo

El HuffPost Canadá incluye varios consejos y trucos naturales para tratar y prevenir los síntomas. Por ejemplo, aplica una compresa caliente o fría en el ojo afectado.

También se puede recurrir a masajes o incluso a la acupuntura, reducir el estrés a través del yoga, de la lectura o del ejercicio, o simplemente hablando con un amigo.

Para prevenir esta molestia que puede llegar hasta la nariz, trata de atajar las causas principales de este fenómeno (alcohol, café, tabaco, estrés, cansancio...) con el fin de reducir los espasmos. Asimismo, propónte pasar menos tiempo frente al ordenador, acuéstate más temprano y no dudes en consultarlo con un amigo o con un terapeuta.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Francia y ha sido traducido del francés por Marina Velasco Serrano

EL HUFFPOST PARA HONEST