TENDENCIAS
08/05/2018 12:19 CEST | Actualizado 08/05/2018 12:21 CEST

Antonio Orozco se derrumba al recordar a la madre de su hijo en 'La Voz Kids'

Su exmujer falleció el pasado mes de octubre de un cáncer.

La Voz Kids

Antonio Orozco pasó un mal rato en la semifinal de La Voz Kids, emitida en Telecinco este lunes, cuando se derrumbó al recordar a la madre de su hijo, fallecida el pasado mes de octubre de cáncer.

Fue con la actuación de Sara, una de las niñas de su equipo, que cantó Te dejé marchar, de Luz Casal. Desde que la concursante empezó a cantar, Orozco se tapó la cara e intentó aguantar la emoción que le subía por la garganta, pero la magia de la actuación le derrumbó por completo y rompió a llorar. Y ya no pudo sofocar las lágrimas hasta mucho después de la valoración.

Fue un momento muy emotivo de la gala, pero a la vez muy complicado para todos. Los otros coaches lo pasaron fatal al ver a su compañero completamente roto escuchando a la concursante cantar. En especial, Rosario, que no hacía más que mirarle, reprimiendo las ganas de abrazarle porque ya estaba llorando sin hacer ningún esfuerzo por disimular.

Al final de la actuación, Orozco se dirigió al escenario para abrazar a Sara pero le salió al paso Jesús Vázquez y se abrazó a él llorando desconsolado. Cuando al fin llegó hasta la concursante le dio las gracias al oído con la cara empapada de lágrimas.

"Ay, es que no sé si voy a poder hablar", dijo Vázquez mirando a Rosario para que le echase un cable, pero estaba igual de emocionada que todos los demás.

La Voz Kids

"Es que a Antonio esta canción le despierta cosas", explicó el presentador. "Bueno, eso es porque lo has hecho muy bien mi vida. La música es lo más bonito que tenemos los seres humanos para llorar, para gritar, para reír. Y cuando hay artistas como tú que cantan con esa sensibilidad pues nos haces llorar", dijo Rosario saliendo al paso.

Orozco finalmente habló con voz temblorosa para recordar una frase de Alejandro Sanz: "Una lágrima es el prisionero que se escapa de la cárcel del alma. En realidad, no hay nada que se pueda decir, ninguna palabra que pueda igualar estas lágrimas. Así que, solo te puedo dar las gracias desde la emoción", dijo al fin.

Y continuó a modo de disculpa: "Y lo siento. Son momentos difíciles para mí. Sé que hay mucha gente que como yo, saben que hay muchas veces que tenemos que tener mucho cuidado de no descuidar lo más sencillo, lo más fácil, o lo que tenemos más cerca. Y que tenemos que tener mucho cuidado de no dejar marchar según qué cosas y qué personas".

Entre los aplausos y la emoción, el coach no pudo continuar. Todos estaban al borde de las lágrimas, pero lograron continuar la semifinal del concurso.

Puedes ver aquí el momento completo.

NOTICIA PATROCINADA