POLÍTICA
29/05/2018 12:34 CEST | Actualizado 29/05/2018 13:28 CEST

Sánchez, sobre las mociones de censura hace un año: "No pueden perderse porque sería fortalecer a Rajoy"

Lo declaraba en una entrevista con Esther Palomera en 'El HuffPost'.

Hace justo un año El HuffPost publicaba una entrevista del hoy líder del PSOE, Pedro Sánchez, con Esther Palomera. Y ahora nos fijamos en una de las preguntas y su correspondiente respuesta sobre la moción de censura presentada entonces por Unidos Podemos contra Mariano Rajoy.

El entonces candidato en las primarias del PSOE creía que presentar una moción de censura para perderla supondría "volver a fortalecer a Rajoy" y, además, consideraba que podría añadir "más frustración" entre aquellos que querían un cambio.

¿Por qué una petición de dimisión de Mariano Rajoy y no una moción de censura?

Porque creo que lo primero y fundamental es señalar la responsabilidad en el Partido Popular. Es decir, que son ellos los que tienen que asumir en primera persona la responsabilidad política por los casos de corrupción. Rajoy debe ser el Richard Nixon de la democracia española, tiene que ser el primer presidente de la historia de la democracia de nuestro país que dimita por un caso de corrupción que afecta no a una federación territorial, sino al conjunto de la organización. A partir de ahí, las mociones de censura, después de una investidura fallida de las fuerzas progresistas, no pueden volver a perderse porque entonces sería volver a fortalecer a Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. Creo que todos tenemos que aprender de lo que ocurrió en febrero y marzo del año pasado. La moción de censura es una cuestión de números, y no una cuestión de montar números. En ese sentido, lo importante es subrayar la naturaleza constructiva de la moción de censura. Hacer una moción de censura para perderla, después de lo que ocurrió hace un año, añadiría mucha más frustración a aquellos que queremos cambiar el país.

La entrevista se publicaba el 17 de mayo del año pasado, apenas cuatro días antes de la celebración de las primarias del PSOE, en las que Sánchez arrollaría finalmente a Susana Díaz. Un momento en el que el PSOE estaba pilotado de manera interina por la gestora que se creo tras el 1-O.

Podemos había presentado una moción de censura a finales de abril, que finalmente se debatiría el 13 de junio, apenas unos días antes de que se celebrara el congreso del PSOE en el que se ratificaría la nueva dirección socialista con el ganador Sánchez.

El PSOE se abstuvo en aquella moción fallida de Pablo Iglesias contra Rajoy por orden del recién elegido secretario general. El encargado de defender la posición socialista fue José Luis Ábalos, que defendió en en la Cámara Baja: "Ni aunque votásemos que sí esto va adelante. Dejen de alimentar la expectativa de que nos jugamos que Rajoy salga. No pongan excusas. ¿Con qué mayoría parlamentaria gobierna usted? ¿No ve que es inviable? Es un acto fallido en origen y desde luego libérenos de la responsabilidad. No es verdad que por que nos abstengamos Rajoy siga. Porque la verdad a veces abstenerse tampoco es tan grave".

EL HUFFPOST PARA HONEST