NOTICIAS
31/05/2018 12:01 CEST | Actualizado 31/05/2018 12:10 CEST

Investigan si la jueza de Vigilancia Penitenciaria de Lugo ofrece una consulta de tarot

Un reportero del diario 'El Progreso' ha asistido de incógnito a una sesión, tras ver los folletos que anunciaban el servicio en los coches de la ciudad.

WILL & DENI MCINTYRE

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tiene abierto un expediente informativo en relación con la jueza de Vigilancia Penitenciaria de Lugo número 3, María Jesús García, para comprobar si, además de en el juzgado, también trabaja en una consulta de tarot y videncia y si ella misma reparte folletos publicitarios con un número de teléfono y las tarifas. La noticia ha sido avanzada por el diario El Progreso.

En los parabrisas de coches aparcados en distintos puntos de Lugo, y especialmente en los alrededores de los juzgados, aparecen desde hace meses unos folletos que anuncian: "Tarotista y vidente con gran experiencia echa las cartas del tarot en persona". En cada uno de estos folletos publicitarios aparece el dibujo de una figura de mujer, el número de teléfono y otros detalles: "Precio económico", de 15 a 20 euros "sin límite de tiempo en consulta" y con citas "fines de semana incluidos", se puede leer en ellos.

Las consultas se hacen en el apartamento que comparte con el que ella llama su "empleado del hogar", indica el citado rotativo. Inicialmente se pensó que quien leía las cartas era este hombre, pero un redactor de El Progreso pidió cita, de incógnito, y comprobó que era la jueza la que lo hacía. Aquí puedes leer el contenido de ese encuentro.

La conversación del 'cliente infiltrado': un falso problema judicial

La jueza responde al cliente (el periodista de 'El Progreso'), que le pregunta sobre sus problemas judiciales, sin darse cuenta de que está adivinando sobre una historia falsa, inventada solo para la comprobación periodística de que ella es quien echa las cartas, y no su asistente.

Durante la sesión de adivinación, María Jesús García pregunta el nombre del abogado, se interesa por lo que informa la Fiscalía y da su especial visión sobre el asunto: "Esto va a ser una fuente de follones y vamos a ver si la Justicia... Confío en la Justicia, creerás, pero luego leerás cualquier cosa en el periódico y dirás... pues la justicia parece que tampoco acierta mucho", dice.

La Voz de Galicia explica a su vez que llamó ayer al número de teléfono que figura en los folletos de tarot para intentar verificar si era el de la jueza. Contestó un hombre que recomendó que se la llamase al número del juzgado, porque ella no estaba en ese momento ni él estaba autorizado a facilitar su número personal. Se comprometió a dar el recado, aunque avanzó que la jueza no solía hablar con la prensa.

La investigación que ahora realiza el CGPJ comenzó en la primera quincena de este mes, con un informe enviado desde Lugo al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, por si los hechos pudieran ser sancionables. El día 16, el presidente del TSXG decidió incoar un expediente informativo y luego se acordó remitir el citado comunicado al Consejo General del Poder Judicial para su conocimiento y, al mismo tiempo, a la sala de gobierno del TSXG. De momento, no ha sido adoptada decisión alguna.

Los jueces "tienen el régimen de incompatibilidades más estricto de la administración: sólo se autorizan segundas actividades de carácter formativo y, en algunos casos, para la gestión del propio patrimonio", recuerda la prensa gallega. García decide actualmente sobre la situación en prisión y los permisos de un millar de presos de las cárceles de Bonxe, Monterroso y Pereiro de Aguiar.

Una carrera con polémica

Aunque algunas fuentes señalan que la mujer ha sido vista distribuyendo los folletos informativos, no está claro que sea ella la que ejerce como tarotista ni la incompatibilidad con su trabajo de jueza. Esos detalles son los que ahora determinará la investigación de los dos órganos máximos de la judicatura en Galicia y en Madrid.

Esta jueza ya se vio inmersa en algunas otras polémicas curiosas a lo largo de su vida profesional. Llegó a Lugo procedente de Santiago, donde se hacía acompañar por un gato en las vistas, y ello motivó una queja de los abogados. Antes, en Bilbao, también se la investigó por fumar en los juicios. Más aún: en Santander fue sancionada por el CGPJ con 3.000 euros por dar una entrevista mientras era responsable de violencia de género, en la que criticaba este tipo de juzgados y la ley integral, relativizando el problema, ahonda El Progreso.

QUERRÁS VER ESTO

¿Como funciona el tarot?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La vergonzosa respuesta de un 'vidente' a una telespectadora tras llamarlo mentiroso

- La mujer que predijo el 11-S augura que el Estado Islámico invadirá Europa este año

- GH VIP o cómo dejar en ridículo a un vidente

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE