NOTICIAS
20/06/2018 20:17 CEST | Actualizado 22/06/2018 13:09 CEST

El motivo por el que el Irán-España es histórico desde el primer minuto

¡Ya era hora!

REUTERS

Las autoridades iraníes anunciaron que retransmitirán en una gran pantalla en el estadio Azadí de Teherán el partido de Irán-España del Mundial, permitiendo por primera vez esta noche que mujeres y hombres vean juntos el fútbol en este lugar.

La idea era emitir ya para todo tipo de público en el estadio, donde las mujeres tienen en general prohibida la entrada, el duelo entre Marruecos e Irán del pasado viernes, pero el permiso necesario del Consejo Provincial de Teherán no llegó a tiempo.

"La puerta del estadio para que las familias vean el partido de Irán y España se abrirá esta noche a las 18:30 (hora local)", informó el director del complejo deportivo Azadí, Naser Mahmudifard, citado por la agencia Isna.

Mahmudifard explicó que se va a permitir el acceso de unas 10.000 personas y que el público debe comprar su entrada a través de internet, al precio de 150.000 riales (unos dos euros).

La diputada Tayebe Siavoshí, defensora del derecho de las mujeres a acudir a los estadios, confirmó a Efe también que el Consejo Provincial de Teherán dio permiso a la emisión del partido.

"Esperamos que si los espectadores respetan las normas sea posible también transmitir el partido Irán-Portugal en este estadio", agregó la diputada, que se mostró "muy alegre" por esta oportunidad.

Siavoshí expresó asimismo su esperanza de que esta iniciativa sea "el comienzo" de una mayor apertura para que "las familias puedan ver en el estadio Azadí los partidos de fútbol en vivo".

Los más conservadores de la República Islámica se oponen a la presencia de las mujeres en los estadios de fútbol, alegando que el ambiente a veces violento y plagado de lenguaje soez no es apropiado para ellas.

Esta prohibición se remonta al triunfo de la Revolución Islámica de 1979, aunque algunas mujeres desafían la medida disfrazándose de hombres con pelucas y barbas postizas.

Con la retransmisión del partido de hoy en Azadí, las autoridades iraníes han dado marcha atrás en sus restricciones al visionado del Mundial en los lugares públicos, una medida que busca evitar aglomeraciones y posibles conatos de protesta por la mala situación que atraviesa el país.

No obstante, en los parques no se han instalado pantallas, ya que no se obtuvieron los permisos, y las cafeterías tienen oficialmente prohibido emitir los partidos, aunque muchas de ellas lo están haciendo.

Las mejores imágenes del Mundial de Rusia

ESPACIO ECO