TENDENCIAS
17/07/2018 10:17 CEST | Actualizado 17/07/2018 13:51 CEST

Muere Yvonne Blake, Presidenta de Honor de la Academia de Cine

Ha fallecido en Madrid a los 78 años.

Carlos Pina

La Presidenta de Honor de la Academia de Cine, Yvonne Blake, ha fallecido este martes en Madrid a los 78 años, según ha confirmado la Academia de Cine en Twitter.

Blake asumió la presidencia de la institución en 2016, tras la dimisión de Antonio Resines. La española, de origen inglés, tuvo que apartarse del cargo tras sufrir un ictus en enero. Mariano Barroso tomó el relevo, tras ser el único candidato que se presentó al cargo, por lo que la figurinista pasó a ser Presidenta de Honor en junio de 2018.

Unos meses antes de sufrir el ictus, la española concedió una entrevista a El HuffPost en la que confesó que fue violada a los 24 años por un productor americano: "Fue una experiencia muy indeseada y muy horrible. Además él era una persona famosa y yo tenía miedo".

Por expreso deseo de la familia, no se abrirá capilla ardiente ni habrá ningún acto público de funeral, aunque la Academia de Cine ha adelantado que le hará un homenaje más adelante "por todo lo que ha significado Blake para la entidad".

Bajo su mandato se constituyó la Federación Iberoamericana de Academias de Cine, con sedes en Madrid y México, y se reactivó la Fundación, una entidad sin ánimo de lucro centrada en el desarrollo de proyectos educativos, la preservación de la memoria del cine español y su difusión en el extranjero.

En el tiempo que ocupó la presidencia logró más de 150 nuevas incorporaciones a la Academia, entre ellas las de directores como Jaime Rosales y Carlos Vermut, actores como el argentino Ricardo Darín y el español Hugo Silva y productores como Enrique Cerezo y Ramón Colom, hasta superar los 1.300 miembros.

Blake (Manchester 1938), que comenzó su carrera a los 22 años vistiendo a Sofia Loren en La Venus de la ira, ganó cuatro Premios Goya y un Oscar de la Academia a Mejor vestuario por Nicolás y Alejandra. Además, volvió a optar a la estatuilla cinco años después, en 1976, por Los cuatro mosqueteros. Entre otros cineastas, ha trabajado con directores como Francois Truffaut, Albert Finney, Richard Quine, John Sturges, Richard Donner, Paul Verhoeven, Mark Rydell, Peter Bogdanovich, Milos Forman, Richard Lester o Al Pacino y españoles como Gonzalo Suárez, Vicente Aranda o Jaime Chávarri. Ha sido la responsable del vestuario de más de 60 producciones.

La figurinista vistió para la gran pantalla a grandes estrellas como Marlon Brando, Audrey Hepburn, Ava Gardner, Robert de Niro, Sean Connery o Elisabeth Taylor en títulos como Robin y Marian, Fahrenheit 451, Jesucristo Superstar, Superman o Looking for Richard.

Entre los reconocimientos a su trabajo destacan cuatro premios Goya por Remando al viento, de Gonzalo Suárez, Canción de cuna, de José Luis Garci, Carmen de Vicente Aranda, y El Puente de San Luis Rey, de Mary McGuckian. Tiene, además, dos candidaturas al EMI y cuatro a los Bafta. En el año 2012 ganó el Premio Nacional de Cinematografía y en 2011 le concedieron la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.

Famosos muertos en 2018