INTERNACIONAL
25/08/2018 22:24 CEST | Actualizado 25/08/2018 22:24 CEST

La justicia italiana abre una investigación contra Matteo Salvini, ministro del Interior, por la retención de los inmigrantes del 'Diciotti'

Coincide con la decisión de permitir el desembarco de los migrantes en suelo italiano.

REUTERS

La justicia italiana ha abierto una investigación contra el ministro italiano del Interior Matteo Salvini por "secuestro de personas, detenciones ilegales y abuso de poder" en el marco del caso de los migrantes retenidos a bordo del barco 'Diciotti', anunciaron el sábado por la noche los medios de prensa italianos.

Salvini publicó la noticia en las redes sociales y dijo que está preparado para un hipotético interrogatorio.

"El fiscal de Agrigento ha pedido oficialmente mis datos. ¿Para qué? Que no pierda el tiempo, se los doy yo. Matteo Salvini, nacido en Milán el 9/3/1973. Residente en Milán en via xxx, ciudadano italiano", ha escrito con ironía. "Si quiere interrogarme, o quizá arrestarme porque defiendo las fronteras y la seguridad de mi país, estoy preparado y le espero con los brazos abiertos", añadió.

El Gobierno permite el desembarco

Se da la circunstancia de que esta investigación coincide con la decisión del propio Salvini de permitir a los inmigrantes del barco que desembarquen en suelo italiano.

Estos inmigrantes serán acogidos por países como Albania e Irlanda, así como por la iglesia católica italiana.

"Algunos inmigrantes van a Albania, el gobierno albanés ha demostrado ser mejor que el francés. (...) El resto de los inmigrantes irán a uno o dos países más, pero la mayoría será acogida por los obispos de la Iglesia italiana", dijo Salvini durante un acto en Pinzolo, al norte del país.

Fuentes del Ministerio del Interior informaron de que "dentro de poco comenzarán las operaciones de desembarco' y los inmigrantes 'serán llevados a un centro de Mesina", en la isla de Sicilia, antes de que empiece su distribución hacia Albania e Irlanda y sean también acogidos por la Iglesia.

Diez días en el barco

El fiscal de esta ciudad italiana conversó en Roma con funcionarios de ese ministerio y con miembros de la Guardia Costera para conocer la situación de los inmigrantes, a los que Salvini no ha dejado desembarcar hasta este sábado por la tarde.

La Fiscalía podría estar investigando si se han cometido delitos de detención de personas y arresto ilegal, e incluso abuso de poder, según medios italianos, aunque no hay confirmación oficial sobre ello.

El 16 de agosto, el barco de los guardacostas italiano 'Diciotti' se hizo cargo de 177 inmigrantes que habían sido socorridos por otros dos buques de la Capitanía de Puerto en aguas de Malta, según el Ministerio del Interior italiano.

Permanecieron cinco días en el mar hasta que el 20 de agosto, el ministro de Infraestructuras de Italia, Danilo Toninelli, les indicó que podían atracar en Catania, pero Salvini no les consintió bajar.

El 22 de agosto, pudieron descender 27 menores, de edades comprendidas entre los 14 y los 17 años, y este sábado lo hicieron 12 adultos, mientras el resto esperaba a que el Ejecutivo les autorizara salir de un barco, en el que llevan diez días a bordo.

Photo gallery Cuando los refugiados éramos nosotros See Gallery

SOMOS LO QUE HACEMOS