TENDENCIAS
26/09/2018 07:29 CEST | Actualizado 26/09/2018 07:31 CEST

Si no sabes primeros auxilios, estos cinco consejos te ayudarán a salvar vidas

Cinco maniobras que te serán muy útiles en caso de peligro.

Si tienes una emergencia médica, hay un 50% de probabilidades de que alguien tenga la confianza necesaria para salvarte la vida. Y, en ese caso, la mayoría no sabría el procedimiento adecuado de primeros auxilios.

Una encuesta británica hecha a 2.000 personas reveló que solo el 4% de la población tiene los conocimientos necesarios sobre primeros auxilios y tendría confianza en sí mismo como para ayudar a alguien en tres de las hipótesis más peligrosas. Estas son: si una persona sangra mucho, si está inconsciente y respira, o si está inconsciente pero no respira.

Cuando el marido de Joanna Mitchell sufrió su primer paro cardíaco en Año Nuevo, perdió la consciencia y la respiración. Gracias a que ella tenía conocimientos de primeros auxilios y a que reaccionó rápido, pudo salvarle.

"Fueron los peores 11 minutos de mi vida, pero si lo necesitara, volvería a hacerlo de nuevo. Y no solo por mi marido, sino por cualquiera", recuerda ella.

JanekWD via Getty Images

Joanna Mitchell, de 52 años, que lleva casi 20 con su marido, Graham, le hizo la maniobra de compresión torácica durante 11 minutos antes de que el personal de ambulancia llegara. "Lo primero que pensé fue en correr, pero después me cambió el chip porque aprendí primeros auxilios y sabía lo que había que hacer", cuenta.

"Le pedí a mi hija que llamara a una ambulancia y le dije que se saliera y la esperara fuera. Dejó el móvil con el altavoz y el hombre que estaba al otro lado de la línea me apoyó todo el rato, incluso cuando pensé que no tenía sentido continuar", afirma.

Por eso lo ideal es que todo el mundo aprenda estas cinco maniobras para salvar una vida:

Si alguien sangra mucho:

1. Presiona la herida con algo que pare o ralentice el flujo de sangre.

2. Llama al 112 cuanto antes, o que alguien lo haga.

3. Mantén la presión en la herida hasta que llegue ayuda.

Si alguien se ahoga:

Si una persona siente que se ahoga, es habitual que se agarre el pecho o el cuello y no sea capaz de hablar, respirar o toser.

1. Golpéale con firmeza en la espalda, entre los omóplatos. Esto ayudará a sacar la obstrucción.

2. Llama al 112 si es necesario.

Si alguien está inconsciente y no respira:

Si alguien no se mueve y no responde cuando le llamas o le mueves los hombros, está inconsciente.

1. Comprueba si respira inclinando su cabeza hacia atrás y buscando respiración.

2. Si no respira, llama al 112 cuanto antes, o que alguien lo haga.

3. Haz la maniobra de compresión torácica. Presiona de manera firme hacia abajo en medio del pecho y después, suelta.

4. Sigue presionando de manera firme con un ritmo estable hasta que llegue ayuda.

Si alguien está inconsciente y respira:

Si alguien no se mueve y no responde cuando le llamas o le mueves los hombros, está inconsciente.

1. Comprueba si respira inclinando su cabeza hacia atrás y buscando respiración.

2. Si respira, ponle de lado e inclina su cabeza hacia atrás. Esto mantendrá las vías respiratorias abiertas.

3. Llama al 112 cuanto antes.

Si alguien tiene un ataque epiléptico:

1. La persona se ha desplomado y está haciendo movimientos bruscos repentinos. Puede que también le salga espuma por la boca.

2. Ponle a salvo y evita que se lesione. Usa una manta o ropa para proteger su cabeza. No le inmovilices.

3. Tras el ataque, ayuda a la persona a ponerse de lado con la cabeza inclinada hacia atrás.

4. Llama al 112 si es necesario. Requerirá atención médica urgente si: es su primer ataque, dura más de cinco minutos, se ha herido a sí mismo, o si no está seguro de qué ha causado el ataque.