TENDENCIAS
01/10/2018 20:00 CEST | Actualizado 01/10/2018 20:05 CEST

14 motivos por los que no dejas de ver a Isabel Pantoja en televisión

Más folclórica que nunca.

GTRES

Isabel Pantoja ha abierto la caja de Pandora. Parecía que la cantante y Telecinco tenían posturas irreconciliables, hasta que llegó la tregua del pantojazo, la llamada con la que dio comienzo la tarifa plana de la sevillana de 62 años con la cadena de Mediaset el 14 de septiembre. Desde entonces, han sido tres intervenciones telefónicas en dos semanas y el monotema constante en los programas de la cadena, el subidón de la audiencia y el eco correspondiente en redes sociales.

Isabel Pantoja no hablaba públicamente con Telecinco desde su aparición en una de las galas de Supervivientes en 2011, a la que fue a recibir a su hijo Kiko Rivera que volvía de la isla. Solo le robaron unas palabras a la salida de la estación de Atocha (Madrid), coincidiendo con la emisión en directo de Sálvame, en 2014. En aquella ocasión, también habló de su relación con su hija: "Que no se le olvide el apellido".

Ambos bandos se han lanzado dardos durante mucho tiempo y la guerra se intensificó en enero de 2017 con la entrevista de Pantoja en El Hormiguero (Antena 3), la primera que ofrecía desde que salió de prisión y la más codiciada por Mediaset. En el plató de Pablo Motos la vieron casi cinco millones de espectadores y se distanció todavía más de Sálvame, un programa en el que no hay "dinero" para que ella se siente. "No hay ceros en esa cadena", explicó la sevillana este 14 de septiembre, cuando levantó el teléfono por primera vez y arrastró el mismo número de espectadores a Telecinco.

Años sin hablar con ellos, y ahora, en solo dos semanas, lo ha hecho tres veces. La primera vez ella tomó la iniciativa y llamó a Sálvame (durante más de una hora), la segunda llamó a GH VIP después de pensárseloy la tercera contestó a una llamada de Kiko Hernández en Sálvame. Todas han coincidido con la participación de su hija en GH VIP, reality del que ha sido la primera expulsada.

Recordemos que la hostilidad de Pantoja con la cadena llegó incluso a los tribunales, donde la artista consiguió en agosto que Mediaset le indemnizara y que retirara Mi gitana de su web (la TV movie basada, supuestamente, en su vida). A pesar del pantojazo, la artista dejó claro que "no habrá programa ni años" para decir todo lo que tiene en el tintero, pero reapareció más folclórica que nunca por las siguientes razones:

1. Porque su hija Chabelita entró en GH VIP el 13 de septiembre sin despedirse de ella. Llevaban meses sin hablar y la falta de comunicación entre ambas estaba siendo motivo de debate en Telecinco.

2. Porque llevaban meses sin hablar, pero si se lanzan mensajes a ojos de todo el mundo: Chabelita entró en la casa de Guadalix con una camiseta en la que ponía "Isabel Pantoja".

3. Porque su hija no encontró tiempo para despedirse de ella, pero sí para dar una entrevista a una de las mayores enemigas de su madre, Mila Ximénez, con la que salía abrazada en la portada de la revista Lecturas.

4. Por su pelea con Dulce Delapiedra por ser figura materna de su hija. La niñera de sus hijos, que ahora vive con Isa Pantoja, parece haber acampado en Telecinco con sus apariciones en televisión. Ambas tienen una guerra abierta. "No es su niña", explicó la folclórica, que asegura que Dulce vive de su hija y a la vez la acusa de cometer "una deslealtad absoluta".

5. Porque quiere conseguir que colaboradores que hablan (mal) de ella constantemente, se callen. Cuando entró por teléfono, en el plató de Sálvame se hizo el silencio (sepulcral). No solo eso, sino que de repente, muchos de los que tenían una postura contraria a ella han encontrado argumentos para defenderla. De hecho, con la segunda llamada en Sálvame, Mila Ximénez no encontró problema para hacerse "otra bajada de pantalones".

6. Porque tiene la sartén por el mango cuando llama y reparte zascas a diestro y siniestro. Dejó en evidencia al colaborador más envalentonado, Kiko Hernández, que con ella no lo es tanto, en el momento que la llamó sin esperar que contestara, pero lo hizo: "Te he visto correr y que te hacías caquita al ver que te contestaba al teléfono". Carlota Corredera también le preguntó sobre su hija: "Ha dicho que no quiere trabajar en su vida. Quiere vivir de la tele". "¿Y de qué vivís todos vosotros?", contestó.

7. Porque insiste en que ella es más amiga de Paolo Vasile que otros. Aseguró que le dijo que Jorge Javier Vázquez le "criticó por amor, por celos" y que Vasile le envió "cuatro docenas de rosas rojas de tallo largo". "Lo hizo dándome las gracias por la audiencia y diciéndome que quería un acercamiento conmigo", explicó con la llamada del pantojazo.

8. Porque quiere dejar claro que ha cumplido condena y que no hay nada más que hablar de ese asunto: "Se pagó, lo pagué y se acabó. Yo he sido la única que lo ha pagado".

9. Porque se sometió a lo que muchos calificaron como el chantaje de GH VIP. El programa iba a permitir a todos los nominados que recibieran un mensaje de apoyo de sus familiares. A todos menos a Isa Pantoja, que iba a escuchar un fragmento de la sufrida llamada de su madre. Solo podía evitarlo llamando por teléfono en directo a Chabelita. Al final, la tonadillera cedió, tras poner una condición a la que también tuvo que renunciar: que Dulce no apareciera nunca más en Telecinco. Al final, su hija escuchó ese fragmento al salir del programa.

10. Porque quería exigir que Jorge Javier Vázquez le pidiera perdón públicamente por las palabras que le dedicó tras su entrevista en El Hormiguero y en el mismo escenario, sobre un atril.

11. Porque está a años luz de Telecinco y la cadena lo tiene difícil para conseguir una entrevista suya: prefiere llamar gratis y no ir personalmente porque "no hay ceros en esa cadena" para pagar una entrevista suya.

12. Porque el amor odio con Sálvame es inevitable. Por el programa han pasado sus mayores enemigos, como Dulce Delapiedra, Laura Cuevas, Fosky, Pepi Valladares o el mismísimo Julián Muñoz, pero también lo han hecho amigos y familiares, como Anabel Pantoja, Rafa Mora, Chelo García Cortés (con la que tiene una conversación pendiente), Raquel Bollo o Luis Rollán.

13. Porque ella es la única que conoce lo que pasa en su casa: "La verdad no la sabéis ninguno de los que estáis ahí".

14. Porque lo suyo es hacer historia de la televisión. Alrededor de cinco millones de espectadores un viernes por la tarde que han logrado disparar las audiencias de Telecinco. El fuego está encendido...

Después de las tres llamadas, su próxima aparición puede que sea en compañía de María Teresa Campos. Al menos dejó la puerta abierta ante la propuesta de Terelu Campos, que le planteó la pregunta de si se dejaría entrevistar por la malagueña si fuese su última entrevista en televisión. Entonces sí que lo haría, porque son "las dos más grandes", cada una en lo suyo. Palabra de Pantoja.