TENDENCIAS
18/10/2018 07:18 CEST | Actualizado 18/10/2018 07:18 CEST

8 cosas que Eva González ha aprendido en 'Masterchef' y podrá usar en 'La Voz'

Antena 3 acierta con la elección de una mujer para presentar el formato.

RTVE

Tiene una larga trayectoria como presentadora a sus espaldas, pero su gran calado en la audiencia llegó gracias a MasterChef y MasterChef Celebrity (TVE). Antena 3 ha elegido a Eva González (37 años) para presentar su gran apuesta de esta temporada, La Voz, que aterriza en la cadena con una imagen renovada respecto a las ediciones emitidas en Telecinco.

Un gran acierto de la cadena de Atresmedia a juzgar por la reacción en las redes, que han celebrado que hayan escogido a alguien cuya figura no estaba asociada a Antena 3 por otros proyectos, que sea una presentadora "carismática", que tenga experiencia en otros talent y, especialmente, que sea una mujer. Esta última característica se había convertido en una de las principales reivindicaciones de los seguidores de La Voz.

Precisamente, la figura de Eva González como presentadora ha estado muy vinculada siempre a la música por su trabajo en Se llama copla. De hecho,a pesar de tratarse de un espacio emitido en Canal Sur, mucha gente sabe de qué programa se trata por la conexión con ella. La modelo ha trabajado en formatos muy diferentes, incluso ha sido copresentadora de Supervivientes (Telecinco).

Sin embargo, de unos años y hasta ahora su mayor estandarte ha sido MasterChef, concretamente desde 2013. Esto es todo lo que ha aprendido Eva González del talent culinario y que podrá utilizar en su nuevo programa, La Voz:

1. Ha lidiado con concursantes de todo tipo

Ha trabajado con Mario Vaquerizo, Carmen Lomana, Antonia Dell'Atte, Anabel Alonso, Bibiana Fernández...¿Cómo no va a saber ahora entenderse con cualquier concursante?

2. Ha manejado a miembros de un jurado serio y exigente

A priori, parece que los coaches de La Voz son artistas bastante afables, pero si en alguna ocasión resultan no serlo, Eva González sabrá cómo tenerlos a raya. Al fin y al cabo, su experiencia le ha llevado a compartir plató con Jordi Cruz o Samantha Vallejo Najera, entre otros, que tienen fama de ser bastante serios.

3. Ha tenido que gestionar las emociones

Los concursantes de MasterChef compiten contrarreloj, se acaban desbordando con el estrés y los agobios —Paz Vega llegó a sufrir un ataque de ansiedad— y Eva González ha sabido tratar con ellos. Nunca está de más que un presentador sepa hacerlo en un programa en el que un concursante que no está acostumbrado a moverse en televisión tiene que mostrar su talento, como en La Voz.

4. Ha estado al frente de un programa con mucha presencia en las redes

MasterChef es carne de memes y comentarios en redes. Es raro el día de emisión que no se convierte en Trending Topic. La Voz está llamado a enfrentarse también a un gran número de comentarios en redes. De hecho, incluso antes de su estreno, ya es un programa viral, y Eva González ya tiene experiencia en trabajar con esa presión, en un espacio en el que se ve todo.

5. Sabe gestionar programas con concursantes anónimos y con los VIP

Su relación con los coaches, artistas reconocidos, y con los concursantes, artistas en potencia anónimos, no será un problema para la presentadora. Se mueve tan bien con unos como con otros, si atendemos a las ediciones de MasterChef y a las de MasterChef Celebrity.

6. Trabaja con adultos y con niños

Los niños son un público exigente y González sabe entenderse con ellos. Ha presentado también MasterChef Junior, un trabajo que podrá extrapolar también a La Voz Kids.

7. Es una más del programa

Hay dos tipos de presentadores: los que levantan una barrera casi infranqueable y los que se implican. Y Eva González pertenece al segundo grupo. Si tiene que emocionarse se emociona, si tiene que reñir a alguien lo hace y si tiene que calmar a alguien, también se pone a ello. Por eso, está llamada a convertirse en una protagonista más de La Voz, pero sin hacer sombra a los talentos que participen en el concurso. Ese ha sido parte de su éxito.

8. Sonríe constantemente

No lo aprendió en MasterChef, ya le venía de fábrica. Y la sonrisa siempre conecta con el espectador.

EL HUFFPOST PARA HONEST