POLÍTICA
07/11/2018 12:35 CET | Actualizado 07/11/2018 12:35 CET

Luis Díez-Picazo, el juez del que habla toda España

Un magistrado cercano a Lesmes cuyo nombramiento fracturó su sala en el Supremo.

Díez Picazo
EFE
Díez Picazo

Luis María Díez-Picazo Giménez. Un nombre que no decía nada a la opinión pública hasta hace unos días, y que hoy es el juez más citado en las noticias, entre los juristas y los políticos. En pleno ojo del huracán por el cambio de criterio del Tribunal Supremo, que ha dictaminado que sean los ciudadanos y no la banca quien pague el impuesto de las hipotecas.

Y su papel ha sido clave. Los jueces progresistas y las asociaciones consumidores lo tienen claro: debería dimitir por su actuación durante estas semanas. Este magistrado es el presidente de la Sala Tercera, de lo Contencioso Administrativo, del Tribunal Supremo. A última hora cambió de postura, adhiriéndose a la tesis de que fuera el cliente e inclinó la balanza a favor de la banca.

Fueron 15 votos a favor de los bancos y 13 con los clientes. El presidente de la Sala había optado por una tercera vía a lo largo de esta durísima sesión en la que se evidenció a un Tribunal Supremo fracturado, profundamente dividido. A última hora se posicionó en la tesis de la banca.

Malestar entre compañeros

Sus actuaciones respecto a este proceso han provocado malestar y dudas durante estas semanas dentro y fuera del Supremo. Este magistrado, como presidente de la Sala, fue el que tomó precisamente la decisión de suspender el fallo de que había adoptado la sección segunda de la sala que daba la razón al cliente frente a la banca. Los bancos caían bruscamente en la Bolsa en apenas unas horas.

El magistrado se encontraba ese 18 de octubre en unas jornadas en Valencia. Al día siguiente, tomaba una decisión sin precedentes y decidía suspender los efectos de ese fallo de sus compañeros y convocar al Pleno (compuesto por 31 magistrados) para revisar ese criterio para el pasado 5 de noviembre.

Esto provocaba también la irritación de compañeros dentro del Supremo. Díez-Picazo es una persona muy próxima al actual presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes. De hecho, su llegada a lo más alto de la Sala ya provocó malestar entre miembros del Alto Tribunal.

PODER JUDICIAL
Díez Picazo

Díez-Picazo (Madrid, 1958) es magistrado del Tribunal Supremo desde el año 2008 y llegó a la Presidencia de la Sala Tercera en septiembre de 2015. Es Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid con premio extraordinario y su padre, Luis Díez Picazo, fue uno de los juristas más conocidos de España, además de magistrado del Tribunal Constitucional.

El actual magistrado del Tribunal Supremo pasó también una temporada en la Universidad de Bolonia, donde se doctoró con la tesis IL problema dell'amministrazione degli organi costituzionali, bajo la dirección del profesor Fabio Roversi Monaco.

Su currículum, según consta en el Poder Judicial, señala que es letrado del Ministerio de Justicia por oposición, además de catedrático de Derecho Constitucional. En 2008 llegaría al Alto Tribunal, accediendo por el turno correspondiente a juristas de reconocida competencia -no por oposición-.

El polémico ascenso gracias al bloque conservador

En el tórrido julio de 2015 llegaría su gran ascenso en el Tribunal Supremo de la mano de Lesmes. El bloque conservador del Consejo General del Poder Judicial lo aupaba en una dura batalla para ser presidente de la Sala Tercera, un lugar muy delicado al ser que la dirime también los pleitos que pueden afectar al Gobierno. Se imponía al entonces presidente, José Manuel Sieira, y al magistrado Eduardo Calvo Rojas.

La polémica estaba servida. Una parte de la judicatura entendía que era un movimiento de Lesmes para colocar a un afín en esa sala, que también dirime sobre los recursos que se presenten contra el propio Supremo y contras el propio presidente del tribunal. Además, no pasaba desapercibido que el Poder Judicial no cumplía su tradición de renovar a un presidente de sala que aspirara a la reelección.

Empezaba ya ahí la fractura de una Sala que se ha visto en toda su dureza durante el proceso de las hipotecas. Las asociaciones judiciales, a excepción de la conservadora APM, han venido cargando contra la política "presidencialista" de nombramientos de Lesmes durante estos años.

Cuando se conoció el fallo del Supremo a favor de la banca, Jueces para la Democracia exigió otra vez la dimisión de Díez-Picazo y de Lesmes por su mala actuación y gestión del caso y por la mala imagen que estaban provocando en la Justicia española.

Además, a muchos no les ha pasado alto un dato de la biografía de Díez-Picazo: fue profesor hasta el 2017 del Centro Universitario de Estudios FInancieros (CUNEF). Es uno de los centros más elitistas del país, privado pero adscrito a la Complutense, donde se han formado grandes empresarios y políticos como Luis de Guindos o Alejandro Agag.

Luis Díez-Picazo, el juez del Supremo que provocó el cambio a favor de la banca y del que habla hoy toda España.

EL HUFFPOST PARA HONEST