INTERNACIONAL
05/02/2019 17:14 CET | Actualizado 05/02/2019 18:25 CET

Guaidó nombra embajador de Venezuela en España a Antonio Ecarri

Ejercerá simbólicamente como representante diplomático, sin que medie petición de plácet al Gobierno español.

Antonio Ecarri.

El diputado Antonio Ecarri Bolívar será designado como nuevo representante de Venezuela en España tras el reconocimiento del Gobierno de Juan Guaidó por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez, según fuentes de su entorno consultadas por Europa Press.

Ecarri, actual miembro de la Asamblea Nacional venezolana, ha sido uno de los encargados de las relaciones del partido Acción Democrática con España, país en el que se encuentra actualmente. Su carrera ha estado principalmente vinculada al mundo universitario.

La Asamblea Nacional prevé confirmar la designación de Ecarri el 12 de febrero, en el marco de una serie de nombramientos que también se extenderían al resto de los países europeos que reconocieron a Guaidó como presidente legítimo de Venezuela este lunes.

Según fuentes de su partido, Ecarri confía en reunirse con representantes del Gobierno de Sánchez y con otros líderes políticos españoles una vez se haya producido la designación oficial.

No hay constancia

A su salida de una comparecencia en el Senado, el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, ha dicho a los periodistas no tener constancia de ningún nombramiento concreto por parte de la Asamblea Nacional venezolana.

No obstante, las fuentes de Acción Democrática consultadas han aclarado que Ecarri no necesitaría de plácet por parte del Gobierno español, al no tratarse de un embajador al uso sino de un representante diplomático. Sería "un acto simbólico", han apuntado.

Ecarri es el primer vicepresidente de Acción Democrática, partido liderado por el expresidente de la Asamblea Nacional Henry Ramos Allup, que el pasado mes de julio abandonó la Mesa de Unidad Democrática (MUD) -coalición opositora- para poder competir en los procesos electorales.

La MUD, desdibujada por sus disputas internas, decidió no participar en las elecciones presidenciales del 20 de mayo, por falta de garantías democráticas. La cuestión de si concurrir o no a los distintos comicios que han tenido lugar estos años ha sido una de las principales causas de desgaste de la MUD.