BLOGS
19/01/2013 10:11 CET | Actualizado 20/03/2013 10:12 CET

La diferencia entre «mascar» y «masticar» y otras recomendaciones lingüísticas de la semana

En la definición de masticar se habla de comida. Además, hay diccionarios que introducen otro matiz: se masca algo (no necesariamente comida) 'por el placer en sí de extraer su jugo o sabor', como en mascar tabaco o mascar chicle, que también se conoce como goma de mascar.

Nunca me había planteado la diferencia entre mascar y masticar. Y supongo que no soy el único. Pero esta semana ha sido una de las curiosidades que nos ha surgido al equipo de la Fundación del Español Urgente a raíz de las noticias sobre la decisión de la ONU que permite la práctica del mascado de coca en Bolivia. ¿O sería masticado?

Estos dos verbos comparten prácticamente sus significados: mascar es 'partir y triturar con la dentadura' y masticar, 'triturar la comida con los dientes u otros órganos bucales análogos'.

Pero si nos fijamos, en la definición de masticar se habla de comida. Además, hay diccionarios que introducen otro matiz: se masca algo (no necesariamente comida) 'por el placer en sí de extraer su jugo o sabor', como en mascar tabaco o mascar chicle, que también se conoce como goma de mascar.

Teniendo esto en cuenta, en la recomendación del miércoles señalamos que, aunque no se pueda decir que masticado de hojas de coca sea incorrecto, quizá sea más apropiado hablar de mascado, como en el siguiente ejemplo: «Bolivia propone que la ONU permita el tradicional mascado de hojas de coca».

De esta curiosidad de la lengua pasamos a una cuestión relacionada con su desarrollo y evolución.

Desafortunadamente, la sigla ERE (expediente de regulación de empleo) aparece muy frecuentemente en las noticias sobre economía. Pero quizá sea este amplio uso el que la esté llevando a sufrir un proceso de transformación.

Las siglas se forman con las iniciales de las palabras de una expresión y se escriben con mayúsculas. En cuanto a su plural, la norma indica que son invariables: los ERE. Pero estas siglas que se leen como una palabra (y no deletreando, como ONG, por ejemplo) reciben el nombre de acrónimo.

Algunos acrónimos, con el tiempo, terminan considerándose entre los hablantes como palabras singularizadas que pueden formar derivados, un proceso que se conoce como lexicalización (según la obra también literación). Es lo que ocurrió, por ejemplo, con ovni o pyme, escritas con todas sus letras en minúscula y que forman el plural como cualquier otra palabra.

Parece que este es el proceso que está sufriendo ere. De este modo, el martes indicamos que la sigla ERE no lleva marca de plural, a no ser que se le dé la consideración de una palabra, es decir, que se lexicalice: el ere, los eres.

Esta semana también nos hemos ocupado de términos que están apareciendo en las informaciones sobre el conflicto en Mali. Por ello, el martes publicamos una nota con claves de redacción para las noticias relacionadas, entre las que recordamos que tanto Mali como Malí son acentuaciones válidas para el nombre de este país africano.

En las páginas de sociedad también ha sido noticia el embarazo de la cantante colombiana Shakira: «Shakira y Piqué solicitan en su 'baby shower' mosquiteras y vacunas»; «Shakira y Piqué organizan un 'Baby Shower' virtual con Unicef».

Esta expresión inglesa alude a las fiestas, originarias de Estados Unidos, en las que se ofrecen regalos a los padres de un niño que está a punto de nacer o es recién nacido. En español se pueden encontrar equivalentes como fiesta de nacimiento y fiesta del bebé, y así lo recogimos el viernes.

Y de la última nota de la semana paso a comentar la primera, que trató sobre el género de la palabra interfaz, un término que suele aparecer en las noticias sobre tecnología.

Interfaz procede de la voz inglesa interface, y se refiere a una conexión entre dos aparatos o bien la comunicación de un sistema con un usuario. Tal como explica el Diccionario panhispánico de dudas, se trata de una palabra de género femenino: la interfaz.

Así, en frases como «El interfaz muestra en pocos segundos el mapa con la identificación de los puntos lo adecuados» lo adecuado habría sido decir la interfaz.

Por último, la recomendación en vídeo de esta semana: achacar implica algo negativo: