BLOGS
02/06/2014 07:06 CEST | Actualizado 01/08/2014 11:12 CEST

7 posibles problemas si buscas trabajo como guionista de TV

Hace unas semanas terminé mi último trabajo y ya me he puesto con el siguiente: buscar trabajo. Y es que para encontrar un puesto de guionista en una serie de televisión hay que currárselo, y más ahora que estamos en crisis. Normalmente no son trabajos que se oferten en Infojobs. Si te enteras de que hay un hueco en un equipo es porque conoces a alguien que se ha enterado antes. Muchos aspirantes tiran la toalla argumentando que no tienen contactos. Es verdad, es difícil enterarse de que buscan guionistas sin conocer a alguien dentro, pero conociendo a la gente adecuada también es difícil. Os cuento los problemas con los que me estoy encontrando, y la solución (más o menos válida) para algunos de ellos:

1. ¿A QUIÉN LE PIDO TRABAJO?

Un trabajo de guionista te lo pueden dar productores ejecutivos, coordinadores de guion y guionistas. El mejor modo de ponerte en contacto con ellos es a través de un mail. La mayoría de los guionistas tenemos una lista de direcciones a las que escribir en estado de emergencia. Pero si no tienes esos correos, ¿de dónde sacas las direcciones de los que cortan el bacalao? Pues lo mejor es fijarse en los créditos de las series en emisión, en IMDB, sacar unos cuantos nombres, echarle un ojo a las páginas web de las productoras, y ahí encontrar las direcciones. Y si no salen, pues probar con las redes sociales de los que mandan y establecer el primer contacto desde ahí. No para pedirles trabajo a saco en Twitter, que no es plan, aunque igual sí les puede preguntar por su mail del curro. Vamos, no invadir (eso suele cerrar puertas), pero sí mostrar interés (eso suele gustar). Darte a conocer desde la vía que tienes abierta.

2. ¿SIRVEN LAS REDES SOCIALES PARA ENCONTRAR TRABAJO?

Mi respuesta es SÍ en mayúsculas. Por ejemplo, Twitter es un buen sitio en el que poner chistes, contar las cosas que haces y las que quieres hacer. Lo mismo con Facebook, con un blog, o hasta un Tumblr de esos que nadie sabe cómo se pronuncian. Y lo afirmo tan tajantemente porque a mí me salió trabajo gracias a Twitter. Hace unos meses meneé un artículo tipo este por las redes. El caso es que terminó retwitteado por la cuenta de una escuela de cine y televisión, Septima Ars. Les di las gracias y, en plan chiste, les pedí que me avisaran cuando tuvieran un hueco. Bueno, pues me avisaron. Cuatro meses después, he terminado de impartir un curso de guion de series de televisión allí. Y, aunque a mí no me ha pasado, conozco unos cuantos compañeros que consiguieron que las productoras se fijaran en ellos por lo que contaban en las redes sociales. Vamos, que Internet es un sitio en el que está bien dejarse ver. Funcionar, funciona.

3. ¿Y SI NO TENGO EXPERIENCIA?

Esto parece que les pasa sólo a los que nunca han trabajado, pero en realidad también nos pasa a los que ya estamos en la rueda. En mi caso, cuento con experiencia en series de la tele, dramedias con adolescentes, sobre todo. Como también escribo literatura juvenil, la gente me ve siempre para proyectos teen. Ahora, si la cosa va de comedia adulta, me tienen bastante poco en cuenta. Y eso que yo cuento siempre que en Los protegidos había una trama entera de comedia, y que he hecho webseries cachondas producidas por Endemol y Antena 3, y que he escrito el guion de una peli supergraciosa que si quieren se la paso, y hasta pongo un chiste en el mail... También me pasa al buscar trabajo de guionista de programas, nunca lo he hecho y me dicen que buscan gente con experiencia. Y ocurre también al revés, tengo amigos a los que sólo les llaman para programas, y otros a los que nada más que les ven en comedia. Vamos, que parece que la experiencia previa marca y no es tan fácil quitarse el San Benito... Los que no tienen experiencia de ningún tipo cuentan con la ventaja de que pueden ganar experiencia de cualquier tipo. Y hay otra ventaja más, y es que las productoras dicen que les salen más baratos. Igual un puesto de guionista es más difícil de conseguir para ellos, pero si se tiene la formación necesaria (como la de un Master) uno de junior, o de becario, igual no tanto. En mi caso, me vendo más barato cuando me ofrezco para algo que conozco menos. Intentar convertir lo aparentemente negativo algo positivo, vamos.

4. ¿QUÉ HAGO SI TENGO DEMASIADA EXPERIENCIA?

Con este problema te puedes encontrar si buscan becarios o guionistas sin experiencia de ningún tipo, que a mí a veces me ha pasado. Aunque también me refiero a lo que les ocurre a algunos compañeros que no sólo han sido escritores de capítulos de una serie, sino que además fueron sus creadores, coordinadores de guion o productores ejecutivos. Algunos de ellos ahora buscan trabajo simplemente de guionista en proyectos ajenos, pero para eso es raro que les llamen. ¿Y por qué, si tienen mucha más experiencia y han estado arriba? Bueno, pues justo por eso, porque a veces sus currículums son más largos que los de los jefes a los que ahora les están pidiendo trabajo. Si eres jefe puedes pensar que tienes alguien al lado que sabe lo que estás haciendo y te puede ayudar, o que tienes a alguien al lado que sabe más de lo que debería y que te pone nervioso. Vamos, que este es un problema más para los que contratan que para los contratados, que se deberían ofrecer como lo que son en ese momento, guionistas (me consta que muchos lo hacen así).

5. ME PIDEN UNA PRUEBA ¿CÓMO LA HAGO?

En algunas productoras, cuando buscan guionista, lanzan una prueba tipo para que todo el que quiera acceder al puesto la haga. A veces consiste en dialogar un par de secuencias, otras en secuenciar una trama y en las más locas igual te piden que te casques la escaleta de un capítulo entero (esto me pasó una vez y nunca mais). Igual que lo de las direcciones, de las pruebas no te vas a enterar si no tienes una oreja puesta en el mundillo. Pero bueno, te puede llegar el chisme si estás atento a las noticias sobre proyectos nuevos y envías unos cuantos mails (lo que os contaba en la pregunta uno, vamos). Una vez tienes la prueba en la bandeja de entrada, el problema es cómo la haces. Importante el formato, no se usa el mismo en todas las productora, aunque, con preguntar, solucionado. Importante no pasarse de un par de páginas por secuencia si es prime time, no poner bocadillos eternos... Y no rayarse con que no me van a contratar y encima me van a robar mis secuencias. Si alguien es bueno, tiene más sentido para la productora contratarle y que haga más secuencias como esas que quedarse sólo con unas cuantas páginas suyas (registrarlo no merece la pena, que cuesta dinero). Otro problema a la hora de enfrentarse a pruebas lo puedes tener cuando cuentas con la experiencia suficiente como para no tener que hacerlas. Se supone que tu currículum habla por ti, y hacer una prueba es un curro de un par de días que no te asegura nada. ¿Qué hay que hacer en esos casos? ¿Negarse? Yo suelo hacerlas, pero vamos, cada uno según lo vea.

6. ¿DEBO TRABAJAR GRATIS?

Igual al buscar trabajo contactas con una productora que te cuenta que en tal cadena están buscando un proyecto de lo que sea, y que necesitan un documento de venta para que les encarguen el desarrollo a ellos. Y luego te piden que les hagas una descripción de personajes porque con la sinopsis que escribiste no les han dado el ok definitivo. Después igual te piden un resumen de los primeros capítulos, y ya que se ponen te dicen que tener el piloto les vendría genial para conseguir hacerse con la serie. ¿Os suena esta historia? A mí me ha pasado cosas más o menos así varias veces, y la última no hace tanto. Desde que me contactaron me avisaron de que no había dinero, todo hay que decirlo, así que no hubo engaño por su parte. El que me engañé fui yo diciendo que sí, porque en ese momento lo podía compatibilizar con un trabajo de verdad, la cosa sonaba a apuesta segura y pensaba que al final me compensaría. Pues la conclusión que saqué fue que esas cosas, que a casi todo el mundo le suelen salir mal, salen mal. Pero bueno, que cada uno vea lo que le conviene, que trabajando gratis también se aprende. Yo aprendí que no volvería a hacerlo.

7. ¿Y SI QUIERO COMPATIBILIZAR LA SERIE CON OTROS TRABAJOS?

En muchas series el volumen de trabajo es brutal. Te puedes pasar en la oficina todo el día, o en tu casa dialogando sin parar. Pero bueno, igual rascas algunas horas a la noche y al fin de semana para tus otros proyectos, que ya se sabe que en esta profesión hay que hacer muchas cosas para que salga una. Puede que sea el guion de tu peli, una novela, o igual eres articulista. Bueno, pues a algunos de los que te contraten les parecerá un plus contar en su equipo con gente que tenga iniciativa para sacar sus proyectos personales adelante. Pero también pueden pensar todo lo contario. Te puedes encontrar con que igual te dicen que si estás con más cosas, por mucho que las hagas fuera del horario convenido, no vas a dar el cien por cien en el trabajo para el que ellos te han contratado. Igual incluso hasta te hacen elegir. ¿Qué haces? ¿Renuncias a otros planes sabiendo que en el que estás tiene fecha de caducidad? ¿Lo ocultas y sigues con ello? Lo normal es que al final te pillen, que basta que no te salga nada para que cuando estés con la trola ganes un premio en Locarno... De nuevo un problema que a mí me parece más de los contratantes que de los contratados.

Total, que con estos obstáculos me estoy encontrando al buscar trabajo. Las soluciones que propongo para sortearlos pues son soluciones a medias, así que acepto sugerencias. Lo único de lo que sí estoy seguro es de que, laboralmente hablando, somos lo que producimos. Y si no consigues que otros te pidan que produzcas para ellos, hazlo para ti mismo. Mi madre siempre dice que el que siembra, recoge.

Una última cosita... Si os enteráis de algún curro, avisadme y tal.

Este artículo se publicó originalmente en Bloguionistas.

EL HUFFPOST CON NETFLIX