Así vas a calcular tu pensión con la propuesta de Escrivá

Así vas a calcular tu pensión con la propuesta de Escrivá

El ministro de Seguridad Social planteará a sindicatos y patronal elevar el cómputo de 25 a 30 años, pero quedándose con los 28 mejores.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en una imagen de archivo.
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en una imagen de archivo.Jesús Hellín/Europa Press via Getty Images

Ya se conoce cuánto cobrarás de pensión contributiva en 2023, con la publicación del dato del IPC adelantado de noviembre que recoge el aumento en cerca de un 8,5%. No obstante, a esta incógnita se ha sumado otra derivada de la propuesta del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá para cambiar la forma de cómputo de estas prestaciones.

Según ha adelantado la Agencia EFE, el departamento de Escrivá debatirá con sindicatos y patronal la posibilidad de elevar de 25 a 30 años el período para calcular las pensiones, pero descartando dos de ellos para quedarse con los 28 mejores para el pensionista.

Aunque esta idea ya ha despertado críticas tanto en el Ministerio de Trabajo -responsabilidad de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz- como en Comisiones Obreras (CC.OO.), si acabase materializándose supondría un cambio significativo en el sistema que se emplea actualmente para calcular el importe de la prestación. Así funciona el mecanismo actual y así funcionaría el que barajan en la cartera de Escrivá.

¿Cómo se calcula la pensión ahora?

Lo primero que hay que tener claro a la hora de saber cómo se calculan actualmente las pensiones es el dato resultantes de sumar todas nuestras bases de cotización de los años previos a nuestra jubilación. Una vez obtenido este indicador tendremos la cifra a la que se aplicará una serie de porcentajes determinados según edad, tiempo que adelantemos o retrasemos la edad de jubilación ordinaria.

Ojo, no hay que confundir años cotizados y período de jubilación con la edad de jubilación ordinaria. Se requieren, como mínimo, 37 años y 6 meses cotizados para poder jubilarse. También tener al menos 15 años de cotización y dos de ellos deben ser obligatoriamente en los últimos 15 antes de solicitar la jubilación.

A dichas bases de cotización hay que sumarlas y dividirlas entre 350 para obtener la cifra de la base reguladora. Esta tampoco determina la cuantía exacta de la pensión, ya que hay que ajustarla en función del número de años cotizados a lo largo de nuestra vida laboral. Con 15 años cotizados se consigue derecho al 50% de la base reguladora y con 37 años y seis meses el 100%. Y si se retrasa la jubilación, la base reguladora aumenta.

En este sentido, y en el caso de un trabajador que quiera jubilarse este año, la base reguladora se calculará en función de los últimos 25 años cotizados -los 300 últimos meses- y luego dividirla. El divisor se obtiene de multiplicar el número de años cotizados por las 14 pagas.

¿Qué cambiaría con la propuesta de Escrivá?

Con la propuesta de Escrivá, el cambio fundamental que alteraría tanto las cuantías de la pensión como el cómputo sería pasar de 25 a 30 años para realizar el cálculo, pero teniendo la posibilidad de descartar dos de ellos. Esta última parte es especialmente relevante, porque ofrecería un abanico personalizado de opciones al futuro jubilado según su vida profesional.

Sin embargo, ampliar ese período podría suponer un perjuicio para un perfil de trabajador en concreto. Aquellas personas que hayan comenzado su carrera laboral con empleos con menor sueldo se verían afectados al conllevar ello una cotización más baja.

Según ha publicado la Cadena SER, medio que ha tenido acceso al contenido de la propuesta, el cambio se haría de manera progresiva y escalonada. La tabla diseñada por el ministerio determina que los trabajadores que se jubilen en 2027 calcularán su pensión contando con los últimos 25 años de carrera más 5 meses de los que podrán descartar los 2 peores. A los que se jubilen en 2028, se les computará los últimos 25 años de cotización más 10 meses de los que podrán descartar cuatro.

El culmen de este hipotético nuevo sistema llegaría en 2038 cuando para calcular la pensión se contabilizarían los 30 últimos años de trabajo pudiendo descartar los 24 peores meses.

Related