Al menos un herido por una carta bomba en la Embajada de Ucrania en Madrid

Al menos un herido por una carta bomba en la Embajada de Ucrania en Madrid

La Policía ha activado el protocolo antiterrorista y ha acordonado la zona. El artefacto explosivo iba en un sobre y ha dejado herido leve a un empleado de la delegación diplomática.

Un empleado de la Embajada de Ucrania en Madrid ha resultado herido leve tras la explosión de un artefacto en la delegación diplomática y ha sido evacuado al hospital Nuestra Señora de América de la capital, según han informado a la Agencia EFE fuentes policiales.

Según estas, el explosivo estaba dentro de un sobre que iba dirigido al embajador, Sergi Pohoreltsev, pero ha sido recibido por el empleado herido. El sobre no fue pasado por el escáner sino que lo ha abierto el vigilante de seguridad en el jardín de la embajada. Se trata de un pequeño explosivo de fabricación casera.

De esta forma, la Policía ha activado el protocolo antiterrorista y ha acordonado la zona donde se ubica la embajada, concretamente, en el número 52 de la Ronda Abubilla. Hasta el lugar se han desplazado efectivos especializados en la desactivación de explosivos, el grupo Tedax, además de otras unidades policiales. Con todo, y de momento, la embajada no ha querido confirmar el suceso ni tampoco realizar manifestaciones sobre el mismo.

Explosión mientras manipulaba la carta

Otros medios como Europa Press señalan que la explosión que ha herido a un trabajador de la delegación se produjo mientras manipulaba una carta. Según esta misma agencia, el herido se ha trasladado por sus propios medios al complejo hospitalario.

La carta, según señalan otras fuentes, no había sido detectada por el servicio privado de vigilancia de la Embajada de Ucrania en Madrid. El aviso de la embajada ucraniana a la Sala de la Policía Nacional por la explosión se ha registrado a las 13.15 horas, activándose el citado dispositivo compuesto por especialistas de los Tedax, pero también por guías caninos.

Según los análisis preliminares, la carta contenía en su interior elementos de pirotecnia y el embajador ha precisado a un medio ucraniano que se trata de un paquete más grande, con una caja en su interior, que despertó sospechas en su secretaria después de ver que no tenía remitente, por lo que se lo llevó al jefe de seguridad.

Este empleado optó por salir con la caja al patio antes de abrirla, para evitar que “hubiera alguien cerca”. Al abrirlo, este trabajador, al que el embajador identifica como comandante, escuchó un ‘clic’, por lo que lanzó inmediatamente la caja, explotando a continuación. Pese a que ya no la tenía en sus manos, ha precisado, le provocó algunas lesiones.

La Audiencia Nacional ha asumido la investigación, según explican fuentes jurídicas a Europa Press. Estas señalan que el asunto ha recaído en el Juzgado Central de Instrucción Número 4, que se encuentra de guardia esta semana. Por tanto, será su titular, el magistrado José Luis Calama, el encargado de decidir si incoa diligencias previas y asume la investigación de estos hechos.

El juez debe dirimir ahora si la Audiencia Nacional es la competente para indagar en este suceso. Las fuentes consultadas avanzan que, al tratarse de un incidente con un explosivo, el propio tribunal sería el indicado para asumir la investigación.

La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, ha pedido “calma y serenidad”. Ha asegurado que el incidente apenas ha provocado daños y que el empleado herido “solo ha sufrido una pequeña herida en el dedo anular, una herida de carácter muy leve”.

Además, González ha destacado que tanto la embajada de Ucrania como la de Rusia “tienen la vigilancia que tienen que tener en estos casos”, aludiendo al conflicto bélico, y ha recordado que España “ya está desde hace tiempo en nivel 4 de alerta antiterrorista”.

Ucrania refuerza la seguridad de todas sus embajadas

Tras el suceso, el ministro de Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba, ha ordenado reforzar la seguridad en todas las representaciones diplomáticas en el exterior. Mientras, un portavoz del Ministerio ucraniano, Oleg Nikolenko, ha confirmado en un comunicado el incidente, resaltando que la vida del trabajador herido no corre peligro.

El ministro ucraniano también ha advertido de que este tipo de ataques o las amenazas no servirán para intimidar al personal diplomático en el extranjero ni para detener su labor diaria para combatir la agresión rusa.

Kuleba ha exhortado en un primer momento a su homólogo español, José Manuel Albares, a tomar medidas “urgentes” para esclarecer el ataque, si bien ha resaltado que ya se han desplegado en la zona las fuerzas de seguridad.

Poco después, Albares ha hablado por teléfono tanto con Kuleba como con Pohoreltsev. El ministro español ha llamado al embajador ruso desde Rumanía, donde ha asistido a la reunión ministerial de la OTAN, para “interesarse por el estado de salud del trabajador ucraniano herido en el atentado”, han precisado las fuentes. El embajador ha confirmado al ministro que la carta bomba que ha estallado iba dirigida a su nombre.

El jefe de la diplomacia también ha contactado por teléfono con Kuleba, con el que se reunió precisamente la víspera en Bucarest, a quien ha trasladado “su apoyo y solidaridad”, gesto que ha agradecido el ministro ucraniano.

La fachada de la Embajada de Ucrania en Madrid, en una imagen de archivo.
  La fachada de la Embajada de Ucrania en Madrid, en una imagen de archivo.Gustavo Valiente/Europa Press via Getty Images