Da la vuelta a Twitter al contar cómo se contagió de la viruela del mono: "Aún estoy alucinando"

El mensaje acumula más de 8.700 'me gusta' en menos de cinco horas.
|
El tuit del usuario Mei Rito.
El tuit del usuario Mei Rito.
TWITTER

El usuario de Twitter Mei Rito ha publicado este sábado varios mensajes en redes sociales en los que ha detallado la llamativa manera en la que se contagió de la viruela del mono y su testimonio no deja de compartirse.

“Hace tres semanas decidí aparcar la bici por las altas temperaturas y contacté con un chico por Wallapop que vendía un patinete eléctrico. Quedamos en vernos para comprobar su estado”, ha iniciado el protagonista.

El joven ha señalado que la compra “fue genial” y que el vendedor era “un tipo bastante simpático” que le explicó el funcionamiento del patinete y le dejó probarlo “durante quince minutos”.

“Tomada la decisión, hacemos el intercambio y nos despedimos. Una semana después empiezo a tener fiebre y dolores musculares. Inmediatamente pensé en el Covid y me hice hasta 3 PCR en las siguientes 48 horas, todas negativas”, ha asegurado.

Pese a no mejorar, el protagonista fue a trabajar y, cuando se disponía a coger el patinete, vio que las ruedas se habían desinflado. Fue entonces, tras preguntarle al vendedor sobre la frecuencia con la que debe hinchar los neumáticos, cuando se enteró de que a él le habían diagnosticado la enfermedad.

″¿Puede ser que me haya contagiado en un contacto de 15 minutos en el que solo nos hemos saludado dándonos la mano? Contacto con un amigo médico que me habla de llagas contagiosas en cara y manos. El chaval confirma que ha tenido pequeñas heridas incluso antes de ser diagnosticado”, razona.

Finalmente, el joven decidió ir a Urgencias y, tras hacerle varias pruebas, el diagnosticaron el positivo en viruela del mono. “El contagio más probable según me dicen, dado que mi vida sexual no ha sufrido variaciones, es que el virus acabara en mis mucosas tras impregnarme de él en las empuñaduras del patinete”, ha revelado.

El usuario ha compartido su historia en redes sociales para recomendar a la gente “precaución” contra la enfermedad. “No se trata de una enfermedad de gays como dice la OMS, lo pillas comprando un artículo de Wallapop”, ha sentenciado.

El hilo de Twitter publicado por el joven no deja de compartirse y en menos de cinco horas ya ha superado los 8.700 me gusta: