El 'Financial Times', sorprendido por lo que está pasando en España: habla de una "paradoja"

El 'Financial Times', sorprendido por lo que está pasando en España: habla de una "paradoja"

Le dedica un amplio artículo.

Pedro Sánchez y Yolanda Díaz, en el Congreso.
Pedro Sánchez y Yolanda Díaz, en el Congreso.Sergio R Moreno / GTRES

El prestigioso diario económico británico Financial Times ha dedicado un artículo a analizar lo que llama “la paradoja española”: por qué la creación de empleo está en auge mientras “la economía se rezaga”.

El texto subraya que España creó el año pasado más de un tercio de todos los empleos de la eurozona y destaca que ha conseguido dar la vuelta a las predicciones que apuntaban a pérdidas masivas de empleos por culpa de la crisis del covid.

El rotativo destaca que ahora trabajan en España más personas en sectores como la salud y los servicios sociales que antes de la llegada de la pandemia y que eso se debe en parte al impulso provocado por el gasto estatal, que “ayuda a explicar por qué la cantidad de personas con trabajo ha alcanzado un récord de 20 millones”.

De hecho, insiste el Financial Times, “el desempleo ha caído a su nivel más bajo desde 2008”, un logro no menor teniendo en cuenta que el paro “ha sido el flagrante fracaso de España durante décadas”. Con todo, en el artículo se señala que “la tasa de desempleo del país del 13% sigue siendo el doble del promedio de la UE , al igual que su tasa de desempleo juvenil del 31%” pese a que éste también ha bajado 10 puntos porcentuales respecto al nivel de hace un año.

En ese punto, el periódico señala una “paradoja”: a pesar de la mejora en el mercado laboral, el PIB del país se mantiene alrededor de un 4% por debajo de los niveles de 2019. Y cita a Rafael Doménech, jefe de análisis económico del BBVA, que explica que eso se debe sobre todo al turismo, un sector estacional que es responsable de alrededor del 12% del PIB.

De hecho, señala el Financial Times, el año pasado la cantidad de turistas extranjeros que visitaron España, y el dinero que gastaron, disminuyó en más del 60% en comparación con los niveles de 2019. Además, apunta que la demanda interna sigue siendo débil en España y, como en otros países, los salarios no han podido seguir el ritmo de la inflación.

E insiste en que el desempleo juvenil también sigue siendo “un gran problema”.