POLÍTICA
11/08/2020 11:48 CEST | Actualizado 11/08/2020 17:14 CEST

El juez que investiga la 'Caja B' de Podemos imputa al partido como persona jurídica, al número dos de Pablo Iglesias y a la cúpula

El magistrado les ha citado el 20 de noviembre en calidad de investigados.

EFE
Juan del Olmo y Juan Carlos Monedero, en una imagen de archivo.

El titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, ha imputado a Podemos como persona jurídica en la causa que investiga la financiación del partido. La decisión la toma tras la denuncia presentada por el abogado despedido por la formación morada, José Manuel Calvente, por posibles delitos de malversación y administración desleal.

El magistrado también ha imputado a Juan Manuel del Olmo —secretario de Comunicación de Podemos, responsable de las campañas del partido y estrecho colaborador de Pablo Iglesias—, a Daniel de Frutos —tesorero—, y a la gerente de la formación, Rocío Val. Los tres deberán declarar el 20 de noviembre, según ha adelantado Público.

La representación legal de Podemos ha solicitado la nulidad de las diligencias llevadas a cabo hasta ahora alegando que el juzgado sólo le ha proporcionado “los primeros 41 minutos y 52 segundos” de la comparecencia que prestó Calvente el 29 de julio, a pesar de que en realidad la declaración se alargó casi tres horas y media.

Para Podemos, mantener las actuaciones acordadas sin haberle facilitado la totalidad de la comparecencia de Calvente —sobre la que se basan los autos dictados por el juez—, genera “una evidente indefensión al no poder esta parte verificar lo practicado en su integridad en dicha declaración a los efectos de ulteriores recursos, de declaraciones testificales o de las personas investigadas, entre tantas otras diligencias que puedan practicarse”.

Aparte de las citaciones, el juez ha ordenado otras diligencias en el marco de la causa, como requerir a Podemos abundante documentación que abarca desde la contabilidad hasta tablas de sueldos de trabajadores.

Las comparecencias de los investigados tendrán lugar después de que hayan declarado tanto Calvente como Gloria Elizo, actual vicepresidenta tercera del Congreso y exresponsable del equipo legal de Podemos, y Mónica Carmona, otra de las antiguas abogadas del partido, despedida también en diciembre. Ambas están citadas el próximo 15 de septiembre como testigos de refutación tras la denuncia de Calvente. 

Investigación interna

Según explicó Calvente a Europa Press, Carmona y él estaban realizando una investigación interna por posibles irregularidades contables en Podemos cuando fueron despedidos. Irregularidades que habrían consistido en gastos sin justificar o no previstos en los presupuestos del partido. También, asegura, pagos de sobresueldos. Del mismo modo, dirigió sus sospechas contra Neurona Comunidad S.L., empresa de comunicación política que ha trabajado en varias campañas electorales de Podemos.

Calvente aseguró que él no ha denunciado a Podemos como persona jurídica y que su escrito no se dirige contra personas concretas, sino que ha relatado unos hechos presuntamente irregulares.

El abogado fue despedido el pasado diciembre tras ser denunciado por otra de las letradas del partido, Marta Flor, de acoso sexual y laboral, denuncia que ha sido archivada por otro juez de Madrid al no encontrar ningún indicio al respecto.

Podemos: buscan un caso mediático

Fuentes de la formación morada citadas por Efe consideran que el objetivo de esta investigación “prospectiva” por parte del juez es hacer un caso mediático que dure meses, aunque luego auguran que jurídicamente quedará “en nada”.

Desde Podemos señalan que esta forma de investigar, a nivel prospectivo, está “prohibida y sancionada” en los Estados de derecho porque consiste en practicar diligencias dando por supuesta la culpabilidad de los investigados desde el inicio de la investigación.

En su opinión, el objetivo de este tipo de investigaciones es convertir la causa en “un caso mediático que dure meses, aunque luego jurídicamente quede en nada”.

Echenique: ““Quedará en nada”

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha sostenido que la investigación “quedará en nada” y ha censurado que su objetivo “no es judicial”, sino “la difamación mediática”.

“Con las acusaciones que hoy se vierten, pasará como con TODAS las anteriores: quedarán en nada ―sostiene Echenique en su comentario―. Porque su objetivo no es judicial, sino la difamación mediática”.

Pero además, vaticina que cuando esta causa “caiga” le sucederán otras nuevas. “Es así desde que nació Podemos. Son las reglas del (amañado) juego”, lamenta.

En este contexto, Echenique recuerda que el juez Juan José Escalonilla es el mismo que archivó las amenazas de muerte de tres policías municipales a la exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena en un chat de WhatsApp.

Y censura que ahora aceptara a Vox como acusación en la causa sobre la financiación de Podemos y haya abierto una investigación “prospectiva (es decir, sin pruebas) basada únicamente en una declaración”. “Nada nuevo bajo el sol”, lamenta.

 

Por su parte, Monedero ha reaccionado también a través de Twitter a esta noticia con un mensaje en el que apunta a un ataque por parte de la “trama de privilegios y corrupción amparada en la figura de Juan Carlos I” para no “permitir” Podemos. 

Photo gallery Pablo Iglesias haciendo cosas See Gallery

NUEVOS TIEMPOS