Los combustibles siguen cayendo en el agosto más caro y recuperan niveles de mayo

Pese al descenso, llenar el depósito cuesta hasta 23 euros más que otros años en estas fechas.
Imagen de una gasolinera.
Imagen de una gasolinera.
via Associated Press

La gasolina y el gasóleo han vuelto a caer durante la última semana, coincidiendo con la segunda operación salida del verano, hasta registrar precios medios de 1,702 y 1,693 euros el litro (aplicando el descuento de 20 céntimos del Gobierno), sus niveles más bajos desde el pasado mes de mayo.

Según los datos difundidos este jueves por el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), que recoge el precio medio registrado en más de 11.400 estaciones de servicio españolas entre el 26 de julio y el 1 de agosto, el precio de ambos carburantes vuelve a caer por debajo de la barrera de los dos euros el litro aunque no se aplicase la bonificación pública.

Con estos valores, el coste de la gasolina desciende un 3 % en los últimos siete días, mientras que el gasóleo es un 2,3% más barato que hace una semana, pese a que se han convertido en los precios más caros de la historia para un mes de agosto.

Así, la gasolina marcó durante los últimos siete días su precio más bajo desde mediados de mayo, cuando se pagaba a 1,697 euros el litro, mientras que el gasóleo no costaba tan barato desde la última semana del mismo mes, cuando se situaba en 1,652 euros.

Ambos carburantes también se sitúan por debajo de los precios registrados a finales de marzo, cuando el Gobierno estableció la bonificación de 20 céntimos por litro para todos los consumidores, que estará vigente durante todo el año.

Sin embargo, la escalada que sufren ambos carburantes desde que comenzó 2022, situación que se ha visto agravada tras la invasión rusa de Ucrania, ha provocado que el precio de la gasolina haya aumentado cerca de un 15 % desde la primera semana de enero, frente al 26 % que se ha encarecido el gasóleo.

Con los precios actuales, llenar un depósito medio de 55 litros tanto con gasolina como con gasóleo cueste algo más de 93 euros, lo que supone pagar cerca de 12 euros más que a principios de 2022 si se utiliza gasolina, y 19 euros si se elige gasóleo.

Más barata que la media europea

Pese a los niveles históricamente elevados que registran la gasolina y el gasóleo en España, la menor carga impositiva que soportan ambos carburantes y la bonificación aprobada por el Ejecutivo sitúan su precio por debajo de la media europea (1,856 euros la gasolina y 1,878 euros el gasóleo).

Así, la gasolina más cara de la UE se encuentra actualmente en Dinamarca (2,218 euros) y Finlandia (2,19 euros), mientras que el gasóleo con el precio más alto está también en los países nórdicos, concretamente en Suecia (2,37 euros) y Finlandia (2,153 euros).

Por el contrario, los precios más bajos de la gasolina en el continente se registran en Hungría (1,29 euros) y Malta (1,34 euros), y los del gasóleo los marcan nuevamente Malta (1,21 euros) y Hungría (1,558 euros).