¿Ha llegado el fin de la marca Unidas Podemos?

Podemos e IU se plantean enterrar el nombre de la coalición y buscar otra fórmula que aún no se ha concretado.
Alberto Garzón y Pablo Iglesias
Alberto Garzón y Pablo Iglesias
Samuel de Roman via Getty Images

La ‘amenaza’ en ciernes del nuevo proyecto político de Yolanda Díaz y la perspectiva a la baja en las encuestas obliga a mover ficha. La marca ‘Unidas Podemos’ podría tener sus horas contadas. Tanto Podemos como Izquierda Unida han abierto un debate interno sobre el nombre con el que deben presentarse en cada uno de los territorios a las próximas elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2023. La marca que agrupó a los dos partidos en las elecciones generales de hace ya seis años parece haberse agotado y ambas formaciones buscan nuevas alternativas para mantener su pacto global.

El coordinador federal de Izquierda Unida y ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha asegurado este jueves que serán las fuerzas políticas las que decidirán en cada territorio si siguen utilizando las siglas de Unidas Podemos o si se busca un nombre alternativo.

Mientras, el diputado de Podemos Pablo Echenique ha enfriado el asunto al explicar que aún no hay ningún tipo de acuerdo nuevo que suponga renunciar obligatoriamente a la marca Unidas Podemos y que, sobre este tema, se han dicho cosas imprecisas en los medios durante los últimos días.

Por tanto, para la formación morada todavía no estaría resuelta la cuestión que, según EFE, se abrió tras la debacle en las elecciones de andaluzas de junio sobre si debía ponerse fin a la marca. Lo que Podemos no quiere es rebautizar proyectos con nombres que el electorado no conoce, como fue el caso de “Por Andalucía” en las últimas elecciones de esta región. Quieren que la nueva denominación en cada territorio siempre sea reconocible y no juegue en su contra. Cabe recordar que, en las andaluzas del pasado mes de junio, Podemos apoyó de forma externa a la coalición formada por Izquierda Unida, Más País, Equo e Iniciativa del Pueblo Andaluz puesto que no se llegó a tiempo al registro.

En todo caso, la decisión aún no está tomada y toda propuesta debe pasar primero por los órganos de ambas organizaciones. De momento, Podemos celebrará primarias internas del 10 de octubre al 4 de noviembre con el fin de ratificar a sus propios candidatos, mientras que Izquierda Unida ya trabaja en un programa marco para las municipales y autonómicas que estaría listo en noviembre.

La incógnita en torno a ‘Sumar’ y Yolanda Díaz

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz
Europa Press News via Getty Images

El tradicional sueño de la izquierda de ir juntos a las elecciones se mantiene, pero lo cierto es que el cristal se resquebraja por todos los lados. Por un lado, está el proyecto naciente de Yolanda Díaz que no llegaría a las municipales y autonómicas pero sí a las generales. El posible encaje de todas las fuerzas de izquierda se complica ya que Podemos no está dispuesto a diluir su marca. Yolanda Díaz, por el contrario, no quiere que ‘Sumar’ se convierta en una “sopa de siglas”.

Pero la propia relación entre Podemos e IU también sufre los continuos vaivenes de la política. La reciente expulsión de la diputada de Podemos de la Mesa del Parlamento andaluz y la pretensión de IU de presentarse en Málaga con otros tres partidos y sin Podemos muestra las costuras de un acuerdo que siempre ha sido muy vulnerable.