NOTICIAS
22/09/2021 11:04 CEST | Actualizado 22/09/2021 11:12 CEST

Un hospital público madrileño se negó a practicar un aborto a pesar de la inviabilidad del feto

La afectada, geriatra en el propio centro, ha explicado a la Cadena SER que tuvo que acudir a una clínica privada. Todos los ginecólogos son objetores de conciencia.

Una mujer ha denunciado lo que supone un ataque frontal a la ley del aborto en un centro sanitario público de la capital de España. La afectada ha hecho público que en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid se negaron a practicarle un aborto a pesar de la inviabilidad del feto y del riesgo que entrañaba para su salud. Se trata del caso de Marta Vigara, que ha dado a conocer la Cadena SER.

Durante la semana 17 de gestación, Vigara sufrió la rotura prematura de la bolsa y la correspondiente pérdida de líquido amniótico, lo que supuso que tuviese que ser ingresada y que le tuviesen que administrar antibiótico por vía intravenosa. Fue entonces cuando los médicos le comunicaron que el pronóstico de inviabilidad para dar a luz ese feto. No fue la única mala noticia que recibió, pues también le indicaron que no podría interrumpir el embarazo en ese hospital en el que se da la casualidad de que ella ejerce como geriatra.

Mi dijeron que el riesgo era infausto, pero que sí quería saber un poco los riesgos que había, llamaban a los neonatólogos para que me hablasen de porcentajesMarta Vigara, afectada

El motivo de ese rechazo es que todos los profesionales del departamento de Ginecología son objetores de conciencia siempre que haya latido fetal. Así lo especifica un documento al que ha tenido acceso la Cadena SER y que recoge el reconocimiento del jefe de servicio. Desde 2009, se estaría derivando a las mujeres en esta situación a clínicas privadas. La misma opción por la que tuvo que decantarse Marta Vigara para poder ejercer su derecho al aborto.

“Mi dijeron que el riesgo era infausta, pero que sí quería saber un poco los riesgos que había, llamaban a los neonatólogos para que me hablasen de porcentajes”, ha explicado la médico a la periodista Àngels Barceló. De hecho, Vigara se vio obligada a buscar ayuda ella misma con urgencia, puesto que había comenzado a sangrar.

Denuncia sin éxito

En este sentido, la afectada ha criticado que le hayan omitido información ante el riesgo de infección grave, una cuestión que afirma haber denunciado ante distintos entes y órganos. Entre ellos se encuentran la dirección del hospital y el servicio de Ginecología, los comités de violencia de género y de ética del centro, la consejería de Sanidad y el Colegio de Médicos de Madrid. 

A pesar de ello, su queja y demanda no han obtenido respuesta más que ser archivada, según ha explicado a la SER. No obstante, Marta Vigara no se detendrá y ha anunciado que enviará sendas cartas a los ministerios de Sanidad e Igualdad exigiendo que tomen cartas en el asunto.

Photo gallery Manifestaciones por el aborto See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD