Jordi Évole sentencia de forma imbatible las comentadas crónicas de Mariano Rajoy

Jordi Évole sentencia de forma imbatible las comentadas crónicas de Mariano Rajoy

"En un Mundial no tienes que ser el mejor siempre. Tampoco escribiendo", ha asegurado el periodista.

Mariano Rajoy y Jordi Évole.
Mariano Rajoy y Jordi Évole.Getty Images

El periodista de laSexta Jordi Évole ha hablado este sábado sobre uno de los temas más comentados durante el Mundial de Qatar 2022: las crónicas de Mariano Rajoy.

El expresidente del Gobierno ha debutado en este Mundial como columnista futbolístico con una sección en El Debate que está causando una gran expectación. Y, como cada encuentro que disputa la selección española, las crónicas que publica Rajoy después de cada partido de La Roja están siendo analizadas al milímetro.

El texto tras el partido entre España y Japón, a juzgar por los muchos comentarios generados en Twitter desde su publicación, no ha defraudado para los que esperan la publicación del expresidente. Uno de los últimos en reaccionar a estas palabras ha sido Évole.

“Un Mundial de fútbol es ese momento que sucede cada cuatro años en el que pueden ser noticia desde las predicciones de un pulpo llamado Paul hasta las obviedades escritas por un expresidente llamado Mariano”, ha comenzado el periodista en su columna semanal en La Vanguardia.

“Ni el ar­tículo de Segurola, ni el de Besa, ni tan siquiera el de Pallàs”, ha continuado. Y ha añañdido: “El artículo que esperamos cuando acaba un partido de España es el de Rajoy”. “Y la gracia que nos hace”, ha completado.

Así, Évole ha señalado que “en un Mundial no tienes que ser el mejor siempre”. “Tampoco escribiendo”, ha apuntado. “La me­diocridad de un día te puede llevar al estrellato al siguiente”, ha sentenciado.

“Y perder te puede facilitar el trabajo para ganar. Nunca como el pa­sado jueves­ vimos un ejemplo tan claro de que tanto la victoria como la derrota están sobrevaloradas”, ha finalizado el primer párrafo tras la derrota de la selección española ante Japón. España, aún así, ha pasado a octavos de final.