La Policía Nacional hace un llamamiento: si ves esto en la puerta de tu casa, no entres

Recomienda llamar al 091.
Una puerta de un domicilio.
Una puerta de un domicilio.
GETTY

Los meses de verano son sinónimo, para muchos, de viaje y desconexión. De dejar por unos días la monotonía del domicilio habitual en busca de nuevas rutinas. Para otros, en cambio, es el momento de más trabajo porque pueden hacer, nunca mejor dicho, su agosto.

Los ladrones están siempre atentos a lo que se mueve por las casas, buscando signos que indiquen que el domicilio está vacío para poder entrar a robar sin sobresaltos.

Para eso, utilizan diferentes técnicas: desde la simple observación para ver si las persianas se mueven o no hasta técnicas un poco más complejas. De esas últimas lleva meses avisando la Policía Nacional, que ahora ha actualizado un poco sus tradicionales recomendaciones.

El Cuerpo ha avisado a los ciudadanos de que, si al entrar en casa, ven en la puerta cualquier tipo de goma, plástico o (ojo a esto) papel, no entren en su domicilio, acudan a un lugar seguro y llamen al 091.

¿La razón? Los ‘cacos’ pueden andar cerca, ya que han colocado esos testigos para ver si se caen. Si lo hacen, quiere decir que la puerta se ha abierto y por eso precisamente se han caído, por lo que hay gente en casa. Si pasan los días y todo sigue igual, ellos saben que allí no hay nadie.

Hace unos meses, la Policía avisaba también de otra técnica utilizada para comprobar si los dueños de la casa están allí: manchan la mirilla con una especie de grasa y, si pasan los días y nadie lo limpia, deducen que tienen campo abierto para robar.