La reacción de Carlos III al documental de Harry y Meghan

La reacción de Carlos III al documental de Harry y Meghan

Los primeros episodios de la serie de la pareja se han estrenado en Netflix.

WPA Pool via Getty Images
Carlos III, este jueves en Londres.WPA Pool via Getty Images

La tensión entre los duques de Sussex y la familia real británica no cesa. Este jueves se han estrenado los tres primeros episodios de Enrique y Meghan, el documental sobre la pareja en el que narran su historia de amor, el acoso de los tabloides y su salida de la monarquía.

A pesar de que previsiblemente se abordará esta salida en el segundo volumen de la serie, el estreno del documental justo tres meses después de la muerte de Isabel II afecta de lleno a la familia real.

En él se habla de los protocolos dentro de la institución, de la “formalidad” de Guillermo y Kate y de cómo la monarquía es cómplice del racismo que hizo que ciertos sectores de la sociedad británica se lanzaran contra Markle.

Apenas unas horas después del estreno, Carlos III acudió a una visita en el norte de Londres. Mientras saludaba a las personas que se habían acercado a verlo, los periodistas preguntaron al monarca si había visto el documental de su hijo, ante lo que el rey ha preferido mantener silencio e ignorar la pregunta.

En un vídeo publicado por la cadena Sky News se ve cómo el hijo de Isabel II se gira y continúa con su visita.

A pesar de que Carlos III ha optado no hacer declaraciones, la prensa británica ha informado de cómo ha sentado el documental en Buckingham. Antes del primer capítulo, Netflix ha incluido un aviso en el que señala que todas las entrevistas se terminaron en agosto de 2022, un mes antes de la muerte de Isabel II, y que los miembros de la familia real no habían querido hacer declaraciones o comentar el contenido del documental.

Según informa el Daily Mail, fuentes de Buckingham han negado que el equipo de Liz Garbus, directora de Enrique y Meghan, contactara con ellos o con Kensington, la oficina del príncipe Guillermo y Kate Middleton.

Es la misma información que maneja la revista Hello!, que confirma que ningún miembro de la monarquía británica fue interpelado por Netflix para dar su versión. La publicación añade además que no se espera que Buckingham emita algún comunicado como sí ocurrió tras la entrevista con Oprah Winfrey en la que Markle reveló haber tenido pensamientos suicidas.

Las relaciones entre los duques de Sussex y el resto de la familia son prácticamente inexistentes a pesar de que mostraron una imagen de cordialidad durante el funeral y los actos celebrados tras la muerte de Isabel II en septiembre. En su primer discurso como rey, Carlos III mandó su “amor” a Harry y Meghan “mientras continúan construyendo su vida en el extranjero”. Una frase que algunos vieron como un guiño hacia su hijo pequeño pero que otros interpretaron como una manera de dejar claro que ya no forman parte de la familia real.