Por qué 'La vieja guardia' ya es una de las películas más vistas de la historia de Netflix

La cinta de acción protagonizada por Charlize Theron es uno de los estrenos del verano.

72 millones. No es lo que ha costado La vieja guardia, es el número de hogares a los que ha llegado la película protagonizada por Charlize Theron en cuatro semanas. El estreno de acción ya es una de las diez cintas más vistas de la historia de Netflix.

Ni los propios actores pensaban que la película alcanzaría el éxito que se está cosechando, pero la producción cuenta con varios elementos que hacen que sea perfecta para el verano.

Charlize Theron como superheroína

La actriz es una estrella y su presencia ya es motivo suficiente para darle al play, pero si interpreta a una superheroína poderosa, todavía más. Theron ya fue muy aplaudida por crítica y público en Mad Max y en La vieja guardia no iba a ser menos. Ella roba cada escena al entrar en pantalla y deja con ganas de más.

La película de acción del verano

Los blockbusters son carne de verano. La cartelera estival suele tener varias películas de acción, pero este año muchos estrenos se han retrasado por la pandemia de coronavirus. Además, los datos de espectadores en salas indican que muchos aficionados al cine todavía no están acudiendo en masa. Netflix ha sabido darles a sus espectadores una película de acción en el mejor momento.

Una cinta de superhéroes desde otra perspectiva

Gina Prince-Bythewood ha sido la encargada de dirigir la cinta y ha hecho historia. Es la primera directora negra que cuela una película en el ranking de las más vistas de la historia de la plataforma.

Su mano detrás de las cámaras tiene mucho que ver en el éxito de La vieja guardia. Ha rodado una película de superhéroes desde la perspectiva de una mujer negra, aportándole humanidad a los personajes y contando sus historias al espectador, más allá de puñetazos y momentos trepidantes.

Una historia de amor homosexual

Ver personajes homosexuales en películas de acción es difícil, pero todavía más es ver una historia de amor entre dos hombres. La relación entre Joe (Marwan Kenzari) y Nicky (Luca Marinelli) es una parte central de la cinta y destaca especialmente la forma en que está escrita. Los personajes no piden perdón por ser quienes son y defienden su amor en una sociedad que los sigue viendo como marginados.

Películas imprescindibles de Netflix