Las innovadoras ‘fronteras inteligentes’ de Ceuta y Melilla llegan en 2023

Las innovadoras ‘fronteras inteligentes’ de Ceuta y Melilla llegan en 2023

El objetivo es el de controlar de forma automatiza las entradas y salidas en las fronteras con Marruecos.

Foto de archivo de la frontera de Ceuta.
Foto de archivo de la frontera de Ceuta.FADEL SENNA via Getty Images

Dos meses después de que el Consejo de Ministros aprobara la contratación de las obras para instalar el Sistema de entradas y salidas EES (Entry/Exit/System) en el paso fronterizo de Beni Enzar (Melilla) por importe de diez millones de euros y otros 6,8 millones para el paso fronterizo de El Tarajal (Ceuta), ya se sabe que será en mayo 2023 cuando las llamadas fronteras inteligentes entren en marcha.

El Gobierno ha detallo que el modelo será auditado con los mecanismos que ya contempla el Reglamento europeo 2017/2226, que defiende el inicio de este “sistema informático automatizado para el registro de las entradas y salidas de los viajeros de terceros países en las fronteras exteriores”.

Podemos pidió garantías

Unidas Podemos solicitó información al Gobierno sobre las garantías que piensa aplicar para que no se produzca discriminación por motivos de raza, género o nacionalidad con la próxima implantación del sistema de frontera inteligente en Ceuta y Melilla.

Lo hizo el diputado del grupo confederal y portavoz adjunto de la comisión de Interior en el Congreso, Ismael Cortés, mediante una batería de preguntas parlamentarias tras conocer el inicio de obras en la frontera con Marruecos, concretamente en el puesto fronterizo de Beni-Enzar, para instalar los nuevos elementos de este sistema de control fronterizo.

Cortés, que llevó a la cámara diversas iniciativas para pedir garantías en el despliegue del sistema de frontera inteligente, detalló que su implantación implica aspectos como dispositivos de control biométrico o reconocimiento facial, mediante la aplicación de software informáticos y algoritmos.

En este sentido, recordó que el Congreso aprobó en marzo de este año una Proposición no de Ley, en la comisión del ramo, que instaba al Ejecutivo que el uso de tecnologías de inteligencia artificial para el control fronterizo no entrañara sesgos discriminatorios, ni supusieran riesgo del ejercicio de las libertades y derechos civiles.

En octubre, el Gobierno de Pedro Sánchez acordó el nuevo plan con el que buscan implementar sistemas de entradas y salidas automatizados en las dos fronteras con Marruecos.

Un nuevo sistema

Las delegaciones del Gobierno de ambas ciudades españolas han informado recientemente sobre estas inversiones para implantar un “reconocimiento biométrico” en lo que se ha denominado “frontera inteligente”.

El nuevo sistema permitirá la autenticación de las tarjetas de identidad o pasaportes con el fin de lograr un control más exhaustivo, en sustitución del actual que se lleva a cabo de forma manual.

Los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla se están sometiendo a un conjunto de obras para sustituir las concertinas por nuevos elementos antitrepa menos dañinos. El Gobierno también ha anunciado la puesta en funcionamiento a partir de enero de una aduana en Ceuta, así como la reapertura de la de Melilla, dentro de la nueva etapa de relaciones bilaterales con Marruecos.