NOTICIAS
14/01/2022 08:08 CET | Actualizado 14/01/2022 08:53 CET

Australia cancela de nuevo la visa a Novak Djokovic y abre paso a su deportación

Los abogados del tenista serbio pueden recurrir la medida que le impide jugar el abierto y prohíbe su entrada en el país durante tres años.

Daniel Pockett via Getty Images
Novak Djokovic, durante uno de sus entrenamientos en Melbourne (Australia).

El ministro australiano de Inmigración, Alex Hawke, canceló este viernes nuevamente el visado del tenista número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, lo que da paso a su deportación y le impide disputar el Open de Australia.

Djokovic llegó el 5 de enero a Melbourne con una exención médica que le permitía jugar en el Abierto de Australia sin estar vacunado, aunque después las autoridades de Aduanas le cancelaron el visado y lo detuvieron hasta el fallo judicial del lunes a favor del tenista. 

“Hoy ejercí mi poder bajo la sección 133C (3) de la Ley de Migración para cancelar la visa que tenía el señor Novak Djokovic por motivos de salud y buen orden, sobre la base de que era de interés público hacerlo”, ha declarado Hawke. 

La defensa legal del tenista serbio ya había dejado entrever que recurriría esta decisión en caso de que produjese. Los abogados de Djokovic deberán acortar al máximo los tiempos, puesto que el caso tendría que ser tratado este mismo fin de semana para que le diese tiempo a las autoridades judiciales a tomar una decisión. El abierto comienza a jugarse la próxima semana.

Prohibición de tres años

La medida decretada por el Ministerio de Inmigración de Australia no afecta únicamente a corto plazo. Según ha dado a conocer The Guardian, la cancelación emitida por Hawke se clasifica como una decisión adversa según la sección 133C (3), por lo tanto Djokovic no podrá entrar en territorio australiano ni recibir otra visa mientras esté en el extranjero durante los próximos tres años.

Esta cuestión también tiene contempladas una serie de excepciones que podrán ser recurridas por el número uno del tenis mundial, que buscaba ganar su décimo Grand Slam. No obstante, si finalmente no se falla a favor de Djokovic, este podría perder la oportunidad de disputar tres grandes premios, un duro golpe a su carrera deportiva si se tiene en cuenta la competición que mantiene con Rafa Nadal y Roger Federer por convertirse en el jugador con más grandes conquistados.

Djokovic tiene un posible sustituto

André Rublev, número 5 de la serie mundial. Este es el jugador que reemplazaría a Djokovic en caso de que finalmente se produzca su deportación. No obstante, y de momento, la dirección del Open de Australia mantiene en el cuadro a ‘Nole’, a la espera de que se produzca cualquier posible cambio tras el anuncio de Inmigración.

Djokovic, que ya estaba entrenando en Melbourne para jugar el abierto, debe competir en primera ronda con su compatriota Miomir Kecmanovic. El número uno del mundo había anunciado que “pese a todo lo que ha ocurrido, quiero quedarme y competir en el Open de Australia”. Ese deseo parece cada vez más complicado de que se materialice tras este revés legal.