NOTICIAS
30/11/2021 15:46 CET | Actualizado 30/11/2021 15:47 CET

Peñas, el exconcejal de Majadahonda que destapó la Gürtel, señala a Génova y a Esperanza Aguirre en su declaración

Además pide al Gobierno que sea "valiente" y le otorgue el indulto para que "todo el mundo decida denunciar".

Europa Press News via Getty Images
José Luis Peñas, exconcejal del PP de Majadahonda.

José Luis Peñas, exconcejal del PP de Majadahonda que destapó la trama Gürtel, ha testificado en el juicio que el líder de la trama, Francisco Correa, le dijo que Esperanza Aguirre pidió al Ayuntamiento de Boadilla del Monte que adjudicara a una empresa el contrato para la Ciudad del Deporte cuando ella presidía la Comunidad de Madrid.

Durante su declaración ha recordado que Correa le comentó que este fue el único proyecto que no logró en el municipio de Boadilla cuando era alcalde el acusado Arturo González Panero entre 2000 y 2009 porque Esperanza Aguirre “llamó al Ayuntamiento de Boadilla para que se adjudicara a Constructora Hispánica”.

José Luis Peñas ha destacado además que Correa extendió la trama en Boadilla del Monte a través del exdiputado popular Alfonso Bosch, “persona de confianza” del expresidente del Gobierno José María Aznar.

“Correa tenía relación directa con Alfonso Bosch de cuando éste viajaba en el avión Falcon con el entonces presidente del Gobierno para ir a los mítines de toda España” de las campañas electorales, que organizaba las empresas del entramado, ha relatado.


Peñas ha declarado que en 2006 pudo ver el vídeo con el que los miembros de la trama “tenían pillado” al entonces alcalde de Boadilla, el acusado Arturo González Panero, en el que aparece con Correa y los también procesados Alfonso Bosch y Tomás Martín Morales, ex jefe de campaña del PP de Boadilla, delante de una mesa llena de dinero que se repartían en el domicilio del cabecilla de la trama.

Ha explicado que las adjudicaciones del Ayuntamiento de Boadilla las tenían aseguradas las empresas que Correa presentaba a cambio de comisiones y que González Panero, Bosch y Martín Morales, estos dos últimos exgerentes de la Empresa Municipal de Suelo y la Vivienda (EMSV) de Boadilla, llevaban a cabo una tramitación que solo era “para vestir al muñeco”.

Las instrucciones salían de Génova

Por otra parte ha recordado que desde la sede nacional del PP se dieron instrucciones “para tratar bien a las empresas que colaboraban” en las campañas electorales del partido y ha confirmado que al menos en Majadahonda parte del dinero procedente del entramado financiaban las mismas.

“Era el círculo perfecto, tenían controladas todas las patas, la de la Administración, la del partido y la de las empresas y hacían lo que querían”, ha comentado en relación con los participantes en la trama.

No obstante José Luis Peñas ha dicho que en un momento dado hubo un enfado en la sede nacional del partido porque al principio “toda la tarta era para Génova pero después llegaba un pastel” ya que parte se quedaba por el camino.

Preguntado por los periodistas a su salida de la Audiencia sobre lo manifestado por el letrado del PP Peñas ha dicho que “el verdadero epicentro de la corrupción Gürtel está en la calle Génova y por eso yo creo que Pablo Casado quiere irse de allí, pero el Partido Popular está sentenciado en firme por aprovecharse de la trama y no solo conocía sino que era partícipe en todas las decisiones”.

Peñas reclama su indulto

Peñas fue condenado por delitos de asociación ilícita, cohecho, falsedad documental, fraude, malversación de caudales públicos y prevaricación, con la atenuante de confesión, a 4 años y 9 meses de prisión, 5 años y 1 mes de inhabilitación absoluta, 7 años y 6 meses de inhabilitación especial para empleo o cargo público y 130.600 euros de multas en otra pieza de Gürtel.

“Espero que el Gobierno sea valiente como para darme un indulto lo suficientemente amplio para que todo el mundo decida denunciar y no pase el calvario que yo he pasado durante 16 años”, ha declarado Peñas a los periodistas a su salida de la sede judicial.

La Audiencia Nacional ha reanudado este martes el juicio a 24 acusados de formar parte de la trama desarrollada en Boadilla del Monte entre 2001 y 2009 que logró comisiones a políticos del PP en forma de dinero y regalos a cambio de adjudicaciones de obras, parcelas y servicios del Ayuntamiento causando un perjuicio al consistorio que la Fiscalía cifra en cuatro millones de euros.

La fiscal pide 76 años y 7 meses de prisión para el líder de la trama, Francisco Correa; 64 años y 7 meses para su número 2, Pablo Crespo; 40 años y 9 meses para el entonces alcalde de Boadilla, Arturo González Panero, el Albondiguilla, y 2 años y medio para su sucesor, Juan Jesús Siguero, entre otras penas para el resto de acusados.

El PP comparece en el juicio como presunto responsable civil como partícipe a título lucrativo por los 204.198 euros que obtuvo supuestamente de los beneficios del entramado en Boadilla.