¿Qué es la Internacional Socialista y por qué Sánchez quiere presidirla?

La organización se encarga de reunirse para entablar consensos sobre políticas socialdemócratas que puedan ser aplicadas mundialmente
Pedro Sánchez, este jueves interviniendo en la Asamblea General de la ONU
Pedro Sánchez, este jueves interviniendo en la Asamblea General de la ONU
EFE

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, anunció este jueves en Nueva York que presentará su candidatura para presidir la Internacional Socialista. El partido ha informado de esa decisión del jefe del Ejecutivo, que optará a la presidencia de la Internacional Socialista en el Congreso que esta formación celebrará en Madrid del 24 al 27 de noviembre.
La intención de Sánchez es modernizar esta organización y conseguir nuevos objetivos en materia de igualdad, cambio climático, economía justa y defensa de la democracia.

“Aspiro a aportar mi experiencia para iniciar un nuevo tiempo en esta organización”, ha señalado ante el resto de líderes de la Internacional Socialista a los que ha pedido su apoyo para llevar adelante su programa.

Tras afirmar que espera seguir el legado de otros presidentes de esta internacional como Willy Brandt, Pierre Mauroy o el actual secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha recalcado que “la socialdemocracia es la única alternativa viable tanto al individualismo del orden neoliberal como al retorno de los extremismos”.

Pero, ¿qué es exactamente la Internacional Socialista y qué funciones adquiriría Sánchez? La Internacional Socialista es la organización mundial de partidos socialdemocrátas, socialistas y laboristas. Actualmente agrupa a 132 partidos políticos y organizaciones de todos los continentes. Su origen se remonta a las primeras organizaciones internacionales del movimiento laboral, aunque ha existido en su forma actual desde 1951 cuando fue reestablecida en el Congreso de Fráncfurt.

Antiguos presidentes

George Papandreou
George Papandreou
Xinhua News Agency via Getty Images

Willy Brandt, antiguo Canciller de Alemania y ganador del Premio Nobel de la Paz en 1971, fue el Presidente de la Internacional Socialista entre los años 1976 y 1992. Le relevó el ex Primer Ministro de Francia Pierre Mauroy, que ocupó el cargo de Presidente desde 1992 hasta 1999. António Guterres, ex Primer Ministro de Portugal, fue el siguiente presidente hasta 2005 y desde entonces lo es George Papandreou, ex Primer Ministro de Grecia.

La organización se encarga de reunirse para entablar consensos sobre políticas socialdemócratas que puedan ser aplicadas mundialmente. Esto se logra también a través de sus comités temáticos y regionales, Grupos de Trabajo y Comisiones.

Su discreto papel en un mundo globalizado

En los últimos años, el papel mediático de la Internacional Socialista ha quedado muy reducido. Ya hace diez años, destacados socialistas españoles como Rafael Simancas o Ramón Jáuregui cuestionaban su utilidad, aunque sí abogaban por reforzar sus competencias.

“La Internacional Socialista actual es poco más que un foro para el encuentro ocasional de los representantes de partidos nacionales con ideas parejas, pero que ni se conocen ni aspiran a una acción política común. Solo una organización de alcance global, con dimensión transnacional, representativa de millones de socialistas en todo el mundo, y con la fuerza de todas esas voluntades, puede hacer valer los principios socialistas en este siglo XXI. Pero estamos muy lejos de contar con ella”, expresaba Simancas en 2012 a Fundación Sistema.