Ralph Lauren ya no vende lujo con un descuento

Ralph Lauren ya no vende lujo con un descuento

La firma del pony abandona la línea del “lujo accesible”.

Tienda de Ralph Lauren  en Beverly Hills.
Tienda de Ralph Lauren en Beverly Hills.Ted Soqui via Corbis via Getty Images

Ralph Lauren quiere seguir los pasos de las grandes empresas del sector, centrarse en sus productos de lujo y venderlos al precio de lujo.

La firma del pony, que nació hace más de medio siglo gracias al diseñador y empresario que le dio nombre, se había convertido en “lujo accesible”;  quizá demasiado “accesible” para los tiempos que vienen, en los que el mundo cada vez está más dividido por los ricos y todos los demás. Las políticas de empobrecimiento de la población son evidentes, y en vez de ir hacia economías con más clase media capaz de darse caprichos y mejorar en la vida profesional y familiar, vamos en sentido contrario.

Y esa es una de las razones de por qué Ralph Lauren ha decidido dedicarse a los que mandan, que seguro se mantendrán ricos. Las gangas pronto dejarán de serlo y la pérdida reputacional es demasiado para una firma que siempre quiso emular al “sueño americano”. Ese sueño del hombre y la mujer hecho a si mismo y que, a través del trabajo y la resiliencia, conseguía superarse y mejorar en la vida.

Pero esa perspectiva ha cambiado, porque los tiempos ya no educan para trabajar, más bien para vivir, y claro, solo de clientes que quieren “vivir” uno no puede pagar las facturas del emporio por mucha pena que le dé.  El presidente ejecutivo de la firma, Patrice Louvet ha estado ocupado los últimos tres años — pandemia incluida— puliendo la marca. Desde 2018, Ralph Lauren ha cerrado más de dos tercios de su negocio mayorista, ha dejado de vender a grandes centros multimarca como Belk, ha recortado promociones y ha elevado el precio unitario una media de un 60% venta al público. ¿Y para qué? Pues para centrarse en los que más tienen que son los que, normalmente, no miran el precio. Con esta estrategia el fabricante de moda espera que los ingresos crezcan en una media de dos dígitos en los próximos tres años.

Ese tipo de rendimiento estaría en línea con algunas de las marcas europeas de similar calidad y target: el objetivo es de un margen operativo del 15%.