Tras el parón por Navidad los médicos de primaria afrontan un enero de huelgas en la sanidad

Tras el parón por Navidad los médicos de primaria afrontan un enero de huelgas en la sanidad

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y el comité de huelga de médicos y pediatras de Atención Primaria retoman este miércoles la negociación.

Médicos de Atención Primaria durante una huelga en Madrid. 
Médicos de Atención Primaria durante una huelga en Madrid. Marcos del Mazo via Getty Images

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y el comité de huelga de médicos y pediatras de Atención Primaria retomarán este miércoles, día 11, la negociación tras el parón navideño acordado el pasado 22 de diciembre en la que será la séptima cita entre ambas partes desde que arrancaron los paros para casi 5.000 profesionales el 21 de noviembre. A Madrid, además, se suman ahora Andalucía, Cataluña, Aragón, la Comunidad Valenciana, Cantabria y Extremadura, que están pendientes de negociar mejoras con sus médicos.

El encuentro en la capital tendrá lugar a partir de las 16.00 en la sede de la Dirección General de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), según han informado desde el sindicato médico Amyts, convocante de la huelga. Ambas partes acordaron una suspensión temporal de la huelga para estudiar dos cuestiones técnicas sobre las que presentar propuestas: el incremento del valor de la Tarjeta Sanitaria Individual (TSI-población asignada) a cada profesional en la categoría de médico y profesional y a la incentivación de la cobertura de plazas en turno de tarde.

El departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero se comprometió a llevar a la cita de este miércoles un informe sobre propuestas de mejora retributiva de médicos y pediatras en función de la población que tengan asignada e incentivos para las plazas de difícil cobertura estas mismas categorías tienen en el turno de tarde.

Unos planteamientos que serán estudiados por el comité de huelga para decidir si se continúa con la huelga indefinida o si se suspende de manera definitiva. En cualquier caso, según ha explicado Ángela Hernández, secretaria general de Amyts, acuden a la reunión “con voluntad de alcanzar una solución a esta difícil situación y a la espera de ver qué propuestas concretas presenta la Administración”.

En concreto, entre los puntos en los que se ha avanzado, el principal es la agenda de médicos y pediatras, con una propuesta de 34 pacientes por médico, con una atención de 10 minutos, y 24 niños por pediatra, con un tiempo de 15 minutos, con agendas complementarias en turnos contrarios para atender los sobrantes mediante voluntariedad. En este punto, la organización sindical cuestiona qué pasará con los pacientes ‘sobrantes’.

Desde la Consejería, el titular de la cartera, Enrique Ruiz Escudero, ha defendido que no tendría mucho sentido retomar la huelga tras el parón navideño. Desde el comité de huelga, por su parte, han insistido en la necesidad de unos “mínimos que supongan compromisos tangibles de cambio por parte de la Administración sanitaria y el gobierno de la Comunidad de Madrid”.

Cataluña

También en Cataluña el sindicato mayoritario, Metges de Catalunya, ha convocado una huelga para el 25 y 26 de enero que de momento se mantiene porque los convocantes consideran insuficientes las medidas ofrecidas en las mesas de negociación.

Coincidiendo con esa huelga ha llamado a la movilización para exactamente los mismos días la Mesa Sindical de Sanidad de Cataluña, integrada por ocho sindicatos minoritarios de todo tipo de personal sanitario. Además, otro sindicato minoritario, la Intersindical, ha convocado otra huelga que empieza un día antes, el 24, y terminará el 25.

Comunidad Valenciana

La semana anterior tienen previsto ir a la huelga los médicos de la Comunitat Valenciana: el 17 y el 18 de enero es la fecha que el sindicato CESM CV ha marcado en rojo, aunque esta semana tendrá lugar la tercera reunión con la Conselleria de Sanidad para ver si es posible alcanzar un acuerdo que evite la convocatoria.

En el anterior encuentro se contemplaron algunas de sus reivindicaciones, como la jornada de 35 horas y que esa reducción se aplique a la jornada de sábado “eliminando ese día como jornada laboral ordinaria”.

Andalucía

También los médicos y pediatras de Atención Primaria de Andalucía dijeron que comenzarían una huelga indefinida a mediados de enero si no mejoraban las condiciones en los centros de salud andaluces, para lograr plantillas “dimensionadas y estables”, que las citas médicas sean “filtradas” por los administrativos de salud y que se lleve a cabo una “desburocratización eficaz”.

El Sindicato Médico de Andalucía amenazó a final de noviembre con una huelga el 27 de enero, pero no se ha convocado por el momento. Las quejas sanitarias se calmaron tras el anuncio de la Junta de renovar los contratos de 12.000 sanitarios contratados de refuerzo por la pandemia, cuyos contratos expiraban a final de año.

Aragón

En Aragón, el Comité de Crisis de Atención Primaria ha aprobado un calendario de movilizaciones que culminará en una huelga los días 23 y 24 de enero si no se resuelve la saturación de las consultas y el sobreesfuerzo que están realizando los profesionales.

Aunque a día de hoy la huelga se mantiene, se han ido convocando reuniones periódicas con la administración sanitaria y se ha avanzado en algunos puntos, de manera que los sindicatos son optimistas con la posibilidad de que se desconvoque.

Extremadura

Por su parte, el Sindicato Médico de Extremadura (Simex) ha decidido fijar una huelga en Atención Primaria y Hospitalaria por unas mejores condiciones de los facultativos en la región para los días 26 y 27 de enero, a la espera aún de determinar qué jornadas se deciden a partir de las siguientes semanas a esas fechas.

Cantabria

Aún no están convocados los paros en Cantabria, donde habrá una asamblea el próximo 17 de enero en la que “posiblemente” se decidirá que los profesionales de Atención Primaria vayan de nuevo a la huelga.

Sí alcanzaron, sin embargo, un acuerdo los sindicatos de Baleares y Canarias con sus servicios de Salud que les llevaron a desconvocar las huelgas previstas en sus autonomías para enero.