Un campeón de boxeo vacila a Greta Thunberg y ella lo deja KO con un solo tuit

Un campeón de boxeo vacila a Greta Thunberg y ella lo deja KO con un solo tuit

Andrew Tate se jactaba de sus amplia colección de vehículos contaminantes y la activista sueca le noquea con un simple tuit

Greta Thurnberg y Andrew Tate
Greta Thurnberg y Andrew TateGetty e Instagram

Greta Thunberg se ha llevado todas las ovaciones posibles en Twitter después de responder de una manera ingeniosa y mordaz al famoso boxeador Andrew Tate, que se jactó de tener una amplísima gama de vehículos contaminantes.

Tate, que fue cuatro campeón del mundo de kickboxing, publicó este lunes un tuit donde mencionaba directamente a la famosa activista sueca. “Hola Greta Thunberg. Tengo 33 autos. Mi Bugatti tiene un quad turbo w16 8.0L. Mis dos Ferrari 812 tienen 6.5L v12s. Y acabo de empezar. Facilítame tu dirección de correo electrónico para que pueda enviarte una lista completa de mi colección de automóviles y sus enormes emisiones contaminantes”, decía junto a una foto donde se ve al hombre poniendo gasolina a uno de sus carísimos coches.

No contento con eso, Tate también subió a continuación un vídeo donde se mofaba del famoso discurso que Thurnberg hizo ante los líderes mundiales en la Cumbre del Clima de 2019. El boxeador intercalaba las palabras de la joven con imágenes de sus coches y expresiones suyas que invitaban a la burla.

Pero lo que Tate no se esperaba era la respuesta de Greta. La sueca ha respondido a su tuit de una manera clara y directa: “Sí, por favor, ilumíname. Envíeme un correo electrónico a smalldickenergy@getalife.com”. El correo, en castellano, quiere decir “pene pequeño” y “búscate una vida”, una expresión muy popular en inglés.

Su respuesta ha comenzado a viralizarse y en apenas una hora suma más de 40.000 retuits. La mayoría de respuestas son aplaudiendo a Greta por dejar KO al campeón del boxeo en muy pocas palabras.

Candidata al Nobel de la Paz

Nacida en Estocolmo en 2003, Greta sufrió un fuerte impacto cuando escuchó hablar del cambio climático con tan solo ocho años. Rápidamente, abrazó el veganismo y se propuso dejar de coger aviones para reducir su huella de carbono y la de su familia. Pero se convirtió en un icono global en la lucha por el clima cuando, con apenas 15 años comenzó a faltar a clase para manifestarse frente al Parlamento sueco por las emisiones de CO2 de su país. Ha sido nominada al Nobel de la Paz por su lucha en favor del medio ambiente y elegida persona del año por la revista “Time” en 2019. En la Cumbre por el Clima de Naciones Unidas celebrada en Polonia,  donde se enfrentó a los dirigentes de los gobiernos de todo el mundo espetándoles: “Me habéis robado mis sueños y mi infancia con vuestras palabras vacías”.

Hoy, la activista sueca tiene hoy 19 años, sopesa estudiar una carrera y mantiene intacto su compromiso ambiental.

Related