INTERNACIONAL
10/06/2019 12:56 CEST

Un tribunal declara culpables a seis hombres de la violación y asesinato de una niña musulmana en Cachemira (India)

Los seis acusados, entre los que figura un antiguo policía, hacen frente a posibles condenas de cadena perpetua o pena de muerte.

EFE

Un tribunal de India ha declarado culpables este lunes a seis hombres del secuestro, violación y asesinato de una niña musulmana de ocho años en la región de Cachemira, en disputa con Pakistán.

Los seis acusados, entre los que figura un antiguo policía, hacen frente a posibles condenas de cadena perpetua o pena de muerte, según ha informado la cadena de televisión india NDTV.

“Es una victoria de la verdad”, ha dicho el fiscal M. Faruqi. “La niña y su familia han obtenido justicia hoy. Estamos satisfechos con el fallo”, ha agregado, tal y como ha recogido la agencia de noticias Reuters.

La Fiscalía pide la pena de muerte para tres hombres, entre ellos el cura hindú Sanji Ram. Estas tres personas han sido declaradas culpables de violación y asesinato, mientras que otras tres han sido declaradas culpables de delitos menores y destrucción de pruebas.

La víctima desapareció el 10 de enero de su vivienda en los alrededores de Kathua y su cuerpo fue hallado en esta misma zona cerca de una semana después. La niña fue drogada y retenida en un templo hindú del área hasta su asesinato.

El caso provocó una oleada de protestas en el país y aumentó las divisiones religiosas, especialmente a raíz de que dos exministros del gubernamental Partido Popular de India (BJP) se unieran a una manifestación en apoyo a los ocho acusados, todos ellos hindúes.

La polémica se avivó a raíz de la remodelación del Ejecutivo tras las protestas por el papel de estos políticos, dado que el nuevo viceprimer ministro del estado de Jammu y Cachemira, Kavinder Gupta, describió lo sucedido como “una cuestión menor”.

“Es una cuestión menor (...). Tenemos que pensar que esto no debe volver a ocurrir y que haya justicia. Hay muchos problemas como este que tiene que afrontar el gobierno. No deberíamos darle a Rasana ―donde fue asesinada la niña― tanta importancia”, dijo.

Las autoridades de India introdujeron en abril la pena de muerte para los responsables de violaciones de menores de doce años a raíz de las protestas tras la violación en grupo de una niña en Kathua. La legislación no se aplica de forma retroactiva.

La Policía india ha reconocido que los casos de violación denunciados no han dejado de aumentar, hasta registrar casi 35.000 en 2015, desde la violación en grupo de una estudiante en un autobús de Nueva Delhi hace seis años, un punto de inflexión que ha cambiado la mentalidad de la población a la hora de denunciar lo que hasta entonces era un férreo tabú.

Photo gallery Manifestación contra la cultura de la violación 4 de mayo See Gallery