YouTube cierra la cuenta de Escalona tras el polémico vídeo en el que pedía 'disculpas'

El 'youtuber' desató una oleada de críticas tras amenazar a un local de Vigo con cobrarle 2.500 euros por no dejar que se fuese sin pagar una empanadilla.
|
El 'youtuber' Borja Escalona.
El 'youtuber' Borja Escalona.
Twitter

El ‘youtuber’ Borja Escalona ya no tiene cuenta en YouTube. La compañía ha decidido cerrar su canal después del polémico episodio en el que llegó a amenazar a un local de Vigo con cobrarle 2.500 euros después de que la trabajadora le pidiese que abonase la consumición de una empanadilla de dos euros que no quiso pagar.

Después de que la historia se hiciese viral en redes sociales, se desató una ola de solidaridad con A tapa do barril, el establecimiento gallego afectado primero por un aluvión de críticas negativas, presuntamente de seguidores de Escalona, que acabó transformándose en todo lo contrario.

Según ha publicado La Voz de Galicia, la gerente del local vigués tiene previsto denunciar al creador de contenido por “todas las vías posibles”. En este sentido, la empresaria señala que “no se puede consentir un atropello como este”.

¿Disculpas entre lágrimas?

El pasado lunes, Escalona rompió su silencio en un nuevo vídeo que ha causado gran malestar en las redes sociales. En dicha publicación, el streamer pedía perdón entre lágrima pero se mostraba como una víctima, llegando a afirmar que el problema de España es el “odio”.

Además, uno de los argumentos que esgrimió Escalona de lo mal que lo había pasado durante los pasados días es que él y su mujer habían sido echados de un restaurante cuando el propietario le reconoció.

Lo cierto es que la decisión de YouTube no ha sido pasada por alto en redes sociales como Twitter, donde numerosos usuarios han celebrado la medida. Precisamente, una de las principales críticas que circulaba era que la popularidad de Escalona seguía en aumento, al tiempo que las visitas de sus vídeos en YouTube y en Twitch no dejaban de crecer.