BLOGS
02/10/2012 10:56 CEST | Actualizado 01/12/2012 11:12 CET

Fondo de Liquidez Autonómica (FLA)

Las necesidades de financiación del conjunto autonómico hasta final de año son superiores a 18.000 millones de euros. Queda pendiente de resolver la manera en qué las CC AA atenderán a las amortizaciones de préstamos y la financiación del déficit del 1,5% del PIB.

EMILIO NARANJO / EFE

Las posibilidades de las Comunidades Autónomas (CC AA) para obtener fondos en los mercados se han ido reduciendo, ya sea por la falta de inversores/prestamistas interesados o por el elevado coste que les ofertan. El grado de urgencia de la actual situación ha requerido que el Gobierno se implique muy directamente a través del denominado Fondo de Liquidez Autonómica (FLA)

¿En qué consiste exactamente el FLA?

Se trata de un mecanismo de asistencia financiera que consiste en generar un fondo para que hagan uso de él aquellas CC AA que no puedan obtener los fondos que necesitan por sus propios medios y a precios razonables. El FLA tendrá como máximo 18.000 millones de euros, de los cuales la Administración Central aportará directamente 4.000 millones de euros, otros 8.000 millones de euros serán prestados por las entidades financieras principalmente nacionales a la Administración Central y los restantes 6.000 millones de euros procederán de un préstamo que Loterías y Apuestas del Estado realizará al FLA, operación para la cual LAE deberá pedir un préstamo.

Si bien algunas CC AA han anunciado su estimación de lo que demandarán al mecanismo, el reparto a aplicar de los 18.000 millones de euros será el siguiente: se adjudicará inicialmente a cada comunidad el volumen equivalente al importe de los vencimientos a hacer frente en lo que resta de 2012 de bonos y préstamos con instituciones financieras -en las que España sea miembro- o con bancos extranjeros (en total, unos 7.000 millones de euros). El volumen restante se repartirá proporcionalmente al PIB y únicamente podrá dedicarse a atender las necesidades adicionales de financiación del déficit público, y en concreto, intereses, deuda tributaria, pagos a proveedores, subvenciones y transferencias a universidades y entidades locales.

¿Quiénes han solicitado la financiación del FLA?

Las primeras CC AA en solicitar el FLA han sido Valencia, Murcia, Catalunya, Andalucía y Castilla-La Mancha, mientras que Aragón, Extremadura, Galicia, Madrid, Navarra, País Vasco y La Rioja han insistido en que no solicitarán ayudas del FLA.

¿Qué limitaciones y obligaciones implica la adhesión?

En primer lugar, la adhesión implica que, a partir de dicho momento, todo nuevo endeudamiento a formalizar deberá ser aprobado previamente por el Ministerio de Economía y Competitividad. En términos fiscales, la comunidad deberá revisar su plan de ajuste, reducir el tamaño de su sector público, suprimir las barreras del mercado interno, eliminar las cargas administrativas para empresa y autónomos y especialmente, participar y asumir las conclusiones que adopte un nuevo grupo de trabajo de CC AA en lo que respecta a medidas de ahorro en sanidad, educación, recursos humanos, y gasto corriente. Asimismo, deberá someterse al seguimiento del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, remitiendo periódicamente información presupuestaria, financiera, y de tesorería (obligación ya incluida en la normativa de estabilidad presupuestaria aprobada en mayo).

¿Cuáles son los beneficios?

Obtener liquidez en condiciones ciertamente ventajosas, con un coste muy por debajo del que podrían conseguir por sí mismas, y, posiblemente, a expensas de que se confirme, a más largo plazo de lo que obtenían en el mercado.

¿Es una solución definitiva?

Es una buena medida pero no definitiva, dado que las necesidades de financiación del conjunto autonómico hasta final de año son superiores a 18.000 millones de euros. Queda pendiente de resolver la manera en qué las CC AA atenderán a las amortizaciones de préstamos con entidades nacionales, así como la financiación del déficit del 1,5% del PIB (unos 16.000 millones de euros) aprobado para este año, dado que con los 11.000 millones de euros destinados a cubrir exclusivamente esas necesidades no serían suficientes. No obstante, habrá que esperar a conocer el número de CC AA que soliciten la asistencia para valorar el efecto final del FLA sobre las necesidades de liquidez.