Francia repite triunfo en Eurovisión Junior y la española Sandra Valero queda segunda

Francia repite triunfo en Eurovisión Junior y la española Sandra Valero queda segunda

La valenciana es tercera en el jurado y segunda en el televoto con su magnífica interpretación de "Loviu". Zoé Clauzure mantiene la buena racha francesa en el formato infantil, con tres victorias en los últimos cuatro años

Sandra Valero, junto a sus bailarinesCorinne Cumming

España vuelve a quedarse con las ganas de vencer en Eurovisión Junior. La valenciana Sandra Valero, de sólo doce añitos, ha logrado este domingo la segunda posición en la última edición del famoso festival de música infantil, que este año ha tenido lugar en el Palais Nikaïa de Niza (Francia). 

Pese a partir entre el grupo de favoritos, la representante española ha sufrido la 'maldición' de actuar en primer lugar, un puesto de salida en el que nadie ha logrado el triunfo en los veinte años de historia del concurso. Sin embargo, la exconcursante de La Voz ha derrochado voz y maestría sobre el escenario interpretando Loviu, una actuación brillante que ha sido recompensada con la tercera mejor valoración del jurado y la segunda en la votación online. Finalmente, se ha quedado a sólo 27 puntos del país ganador del concurso: Francia. 

Convertida en una superheroína viajera que sueña con explorar el mundo, Sandra ha arrancando su gran actuación simulando que se encuentra en el tejado de su habitación imaginando que viaja por diferentes continentes. Dicho sueño se hace realidad y, junto a sus cinco bailarines, Sandra se enfunda uno de los míticos uniformes de la aviación de la década de los años 30, inspirado en la la primera aviadora de la historia, Amelia Earhart, para recorrer el planeta entre maletas. 

En los fondos de la actuación, junto a algunos de los principales monumentos como la Torre Eiffel o la Estatua de la Libertad, se han ido mostrando las diferentes formas de decir "te quiero", como sugiere fonéticamente el título de su canción, en idiomas como el inglés, el francés o el portugués. 

La puesta en escena, muy colorida y rebosante de energía, ha incluido humo en el suelo y una pirotecnia justo al final de la actuación, cuando la actuación se ha convertido en una gran fiesta en la que la representante española disfrutaba de haber cumplido su sueño: conocer a niños y niñas de otros países y representar a España en Eurovisión Junior.

El azar quiso que España actuara este año en primer lugar, un puesto a partir del cual nadie había logrado situarse entre los tres primeros de la clasificación. Pero Sandra ha logrado un gran segundo puesto encandilando a los jurados profesionales con su voz y profesionalidad. De hecho, España ha recibido 116 puntos del jurado en total, incluyendo los '12' de Estonia, Georgia, Francia e Italia. Sólo Irlanda y Portugal nos han dejado sin apoyos. Mientras, en el voto online, Sandra se ha quedado a un puñado de puntos de ser la opción más votada. 

Con su segundo puesto, España mantiene bien tomado su pulso a Eurovisión Junior, con una victoria (María Isabel en 2004 con su mítica 'Antes muerta que sencilla'), tres platas, dos bronces, un cuarto puesto, un sexto lugar y un decimoquinto. 

Aunque para palmarés de infarto el de Francia, que con Zoé Clauzure ha logrado su tercera victoria en apenas cuatro años. Con Cœur, la joven de 13 años natural de Montrouge ha cautivado a jurado y televoto con un himno contra el acoso escolar, que ella mismo sufrió en primera persona. Por ello, ha llevado hasta el escenario de Eurovisión Junior esta problemática presente en muchos colegios para que niños y niñas de toda Europa tomen conciencia de esta lacra social. “Avanza hacia la victoria, sin miedo a las miradas, aunque algunos quieran verte fracasar”, dice en su tema, que ha arrancado tocando un piano con forma de corazón.

El pop armenio del grupo Yan Girls y el británico de Stand Uniqu3 han ocupado las dos siguientes plazas, mientras que la ucraniana Anastasia Dymyd ha cerrado el top5 de la final con una estética manga que, por momentos, recordaba mucho a la serie Sailor Moon. El corazón con los colores de Ucrania en un colgante recordaban su origen, un país asolado por una guerra que ya dura casi dos años. 

Precisamente, todos los participantes de este año así como exrepresentantes han cantado juntos el ya célebre We are the world, el himno por la paz que Michael Jackson compuso junto a Lionel Richie en un momento donde las bombas y la metralla intentan silenciar la música. 

También te puede interesar...