BLOGS
30/11/2012 08:21 CET | Actualizado 29/01/2013 11:12 CET

Cosas que pasan ya en TVE (Parte II)

Siguen pasando 'cosas' en TVE, muchas, algunas de ellas oscuritas cuando no oscuras del todo, otras negras, otras patéticas. Otras parecen bromas pero no lo son.

Lo sé, lo sé. Prometí una segunda parte de las cosas inefables de TVE, y he tardado mucho. Demasiado. Pero el río, ustedes lo saben, ha bajado revuelto en muchos lugares, y la verdad, no era momento para más zozobras.

Aquí estoy, no obstante, cargadita de información de esa que se llama confidencial, pero que dejará de serlo en el instante mismo en el que ustedes lean este post.

Siguen pasando 'cosas' en TVE, muchas, algunas de ellas oscuritas cuando no oscuras del todo, otras negras, otras patéticas. Otras parecen bromas pero no lo son.

Así que aquí voy. Son varios puntos largos y algunos chascarrillos. Déjenlo todo, y lean.

1. Reportajes ilustres de Informe Semanal

Jenaro Castro, el que fue la mano derecha de Alfredo Urdaci, es el nuevo director de Informe Semanal, sustituto de Alicia G. Montano. Ignorando quizá que alguien de la redacción que estaba por allí me lo contaría, y que yo, con muy mala idea, lo publicaría, hace poco pronunció esta frase que está pidiendo mármol:

"Ha cambiado la mayoría social de este país y eso tiene que tener su reflejo en las informaciones".

En septiembre tomó posesión de su cargo. Y en septiembre, tras el cese de Alicia, empezaron las salidas forzosas (y algunas voluntarias, como la de Teresa Mora) de parte del equipo: la subdirectora Zulema Larripa, que no quiso firmar un reportaje sobre las elecciones vascas y gallegas porque consideraba que no estaba equilibrado; las reporteras Teresa Rodríguez y Ana Medina que no estaban, digamos, en demasiada sintonía... La semana pasada tuvo lugar la última expulsión de momento, la del realizador Carlos Alonso, que también se negó a firmar el mismo reportaje que Zulema y otro sobre Madrid Arena. Reportaje, este último que hay que VER, y que finalmente llevó a cabo el subdirector de Informe Semanal, Jesús Fraile. En él, la palabra "fiestuqui", usada por la voz en off, pasará a la historia de la televisión, como todo un símbolo.

Un dato: ningún reportero del espacio se ha negado a hacer su trabajo, sólo a firmarlo. Y de eso ha habido bastantes casos. Tras la denuncia del Comité profesional, directivos varios han lanzado dardos envenenados contra los defenestrados: son perezosos, ponen pegas, son torpes... No han dicho que eran rojos, eso no.

Les voy a dar unos cuantos temas que NO HAN SALIDO en los últimos meses en ese inveterado programa, para que reflexionen.

  • La reforma educativa
  • Los matrimonios homosexuales, tras la sentencia a favor del Constitucional
  • Los desahucios. Se llevó a cabo uno, solo cuando se alcanzó el acuerdo con los bancos.
  • Las nuevas y polémicas tasas judiciales.
  • El conflicto entre inmigración y sanidad.
  • El rescate.
  • La subida del IVA.
  • El paro, el día que llegamos a los seis millones.
  • Miradas varias sobre lo que genera la crisis.
  • Los anuncios de las nuevas privatizaciones.

Temas irrelevantes, sin duda. Igual que algunos de los que esperan en la nevera, como uno relativo a la Banca Ética.

Un chascarrillo: se acabaron las reuniones periódicas con los reporteros y la dirección donde se proponían, discutían y debatían los posibles temas. Ahora, en una planilla se pone el nombre el redactor, el reportaje a elaborar y la fecha de entrega. Más práctico, sin duda.

2. Nuevos tiempos

Ignoro la razón, pero el director general de RTVE, Leopoldo González Echenique, negó hace unos días en el Congreso que hubiera purga o manipulación en la cadena pública. El caso es que el equipo directivo es, casi en su totalidad, completamente nuevo. Y para conformarlo, ha habido que enviar a los márgenes a los antiguos miembros del equipo. Llámalo purga, llámalo X.

¿Nada que no se haya hecho en otras coyunturas? Bueno, el asunto es que hay purgas y purgas y circunstancias y circunstancias. Veamos.

  1. Cambiar la ley. Cargarse la presidencia consensuada fue lo primero. Fran Llorente fue el primer director de informativos elegido por sendos presidentes de la corporación elegidos por consenso en el Parlamento. El PP tuvo que cambiar la ley para romper esa máxima y Echenique ha vuelto a ser nombrado a dedo, como en los viejos tiempos. No parece un tema menor, ¿no?
  2. Crear equipo. De los 35 directivos periodistas que conformaban el equipo de Llorente, solo quedan 4. No sé bien cómo definir eso. Y en total han caído más de 50 personas entre jefes, adjuntos, directores... En su día, Fran Llorente, por ejemplo, relegó del equipo directivo de informativos a Jenaro Castro, que era, repito, la mano derecha de Urdaci, y lo puso en el canal 24 horas.
  3. Etapas y etapas. La etapa de Llorente se recordará, le pese a quien le pese, como la más honesta y la más limpia de cuantas ha tenido RTVE. Hasta José María García lo dijo en una entrevista, ante la mirada atónica y desconcertada de Desirée Ndjmabo, la presentadora de deportes del informativo de la noche. "La TVE más plural que he conocido, y empecé en el 72 en la casa, ha sido la última, con Fran Llorente como director de Informativos", dijo García, para apuntar el despropósito del cese de Ana Pastor, y calificar de "político" el fichaje de Echenique. Ndjmabo se apresuró a decir: "Trabajo con la misma libertad con el PP que con el PSOE" y "escuché en rueda de prensa al director diciendo que a Ana Pastor le ofrecieron seguir, aunque haciendo otra cosa". Lo que no explicó es si le parecía bien o mal que una de las periodistas mejor valoradas fuera cesada. Ahí no entró.

3. Nuevas contrataciones

Sabrán que el Gobierno permite a las empresas públicas, en estos tiempos de penuria, nombrar a un número concreto de directivos, dependiendo de su tamaño. TVE dio una lista para conformar la súper cúpula. Además del supremo jefe, González Echenique, aquí está.

  • Julio Somoano, director de informativos. Lo he dicho casi todo sobre él en mis anteriores post. Sustituyó a Fran Llorente, que, como es de plantilla, ahora está en Prado del Rey, lejos del departamento de informativos, trabajando en el departamento de I+D. Tuvo algunas propuestas para seguir en informativos, en espacios que hablan de las cárceles soviéticas pero no de los recortes de aquí. Si las hubiera aceptado, el PP habría tenido una coartada perfecta para justificar su cese, del tipo: "En realidad no es un cese, no lo hemos enviado a galeras, le hemos dado un chollo de programita, sin mucho curro y muy de la tele pública". Esta frase es mía, claro, no de ellos. Pero la firmarían, seguro.
  • José Gilgado, llegado directamente de Telemadrid, ha pasado a ocupar el puesto de director de contenidos de los informativos. El que se ocupa a saco de la redacción, el que si tiene que apretar las tuercas, las aprieta; y si tiene que llamar a alguien a su despacho, lo llama. Recuerdo que durante su mandato en Telemadrid envió un correo para advertir a los redactores que en los Goya de 2011, la película premiada se llamaba Pan negro, y no Pa negre...
  • Ignacio Corrales. Director de TVE. Viene del mundo de las productoras. Hable con quien hable todo el mundo me cuenta que es muy majo. Hace poco felicitó a un periodista del equipo directivo anterior por su trabajo. El periodista le dio las gracias y le comunicó su inminente cese. ¿Por qué?, preguntó perplejo Corrales, que igual no sabe bien dónde se ha metido. El cese, efectivamente, se produjo poco después.
  • Alfonso Nasarre. Nuevo director de Comunicación. Llegado de la COPE, antes estuvo en Moncloa, con José María Aznar.

Bien, aquí se acaba la cuota. Así que hubo que pedirle a Hacienda y a la SEPI que autorizara algunas contrataciones más, necesarias para la buena marcha de la pública. Y Montoro, en lugar de permitir la contratación de más profesores interinos, permitió, por ejemplo, la contratación de un director de la web, sin duda mucho más necesario. Estos son.

  • Álvaro Fernández. Recién nombrado. Llega de la COPE, donde era subdirector de La Linterna, para hacerse cargo de un departamento que en principio no existe pero que seguro que es del todo necesario. Será redactor jefe de continuidad y se encargará de coordinar todo el trabajo que realicen las redacciones del canal 24 horas y de iTVE, donde queda también integrada, por primera vez, la parte de la web relativa a los informativos. Seguro que alguno de ustedes ven en esa descripción una especie de vigilancia rollo GH. Pero eso es porque son ustedes tendenciosos.
  • Ignacio García Mostazo, que llega de Telemadrid, la antigua casa de Somoano, y que será el nuevo director de Los desayunos. Programa, por cierto que eliminó a tres tertulianos, Antón Losada, Fernando Berlín y Jesús Maraña. Entró, por aquello de renovar caras, Edurne Uriarte, que a su vez es columnista de ABC y tertuliana de Intereconomía y de la COPE. Mostazo sustituye en el cargo a José Manuel Romero. Más abajo, algunos datos.

Otro chascarrillo: creo que a estos dos nuevos jefes, como ya no hay despachos en la primera planta, donde está Informativos, se les ha tenido que hacer un hueco en una mesa de redacción, de tal manera que trabajarán codo con codo y oído con oído y boca con boca, y mirada por encima del hombro, quizá, con los redactores de a pie. Muy asambleario, sí.

4. Nuevas audiencias

La pérdida de audiencia es un hecho. El nuevo equipo lo justifica diciendo que en todos los cambios de Gobierno, sucede. Y ponen como ejemplo la llegada de Carmen Cafarell. Y es cierto. Pero sucede que el tiempo récord en el que se han perdido los índices de audiencia (y el prestigio, añadiría) que se habían consolidado ya, tras ocho años, es paradigmático. El caso es que el canal, en general, está bajo mínimos. Lo único que sigue funcionando es el TD 1, curiosamente el que menos ha cambiado por dentro y por fuera. Ejemplos:

  • Los desayunos de TVE, que hasta antes del verano fueron siempre la primera opción, se han hundido. Ahora suelen ser la cuarta. El puesto de director, ya sin Ana Pastor, lo ocupó de entrada un hombre de la casa, Juan Manuel Romero. Vinculado al Opus Dei, Romero llegó con polémica, tras haber ¿manipulado? una información, en julio de este año, sobre la manifestación atea celebrada en Madrid. Busquen, es divertido. Romero tiene un blog. En ese blog, poco después de estrenarse como director de Los desayunos, escribió un post llamado Las audiencias de la tele. También se lo recomiendo. Ahí van algunas frases:

    "... lo primero que pienso por las mañanas, según me levanto, a las cuatro de la madrugada, es el número de telespectadores que habríamos tenido el día anterior. (...) A veces piensas que este invitado va a tener tirón y resulta que te hunde en la miseria. Y viceversa. Al final no te queda más remedio que intentar hacerlo lo mejor posible y REZAR para que la audiencia no nos dé un palo".

    Parece que las oraciones no fueron escuchadas.
  • El Telediario 2, hundido también. Pedro Piqueras y su bucle de sucesos-tragedias-curiosidades-banalidades, en Tele 5, lo agradecen.
  • La Noche de 24 horas. Vicente Vallés lo colocó en un lugar alto, luego continuó Xavier Fortes. Ahora la cosa va francamente mal.
  • Informe Semanal, idem. Bajo mínimos.

Un dato para acabar. Septiembre cosechó el segundo peor resultado de audiencias de la historia de TVE.

5. Nuevos métodos

Hace poco me impactaron unas declaraciones del presidente del PP en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, que quizá recuerden pero que necesito compartir. Hablaba en una entrevista en la COPE de las manifestaciones que tuvieron lugar el mes pasado. Y dijo:

"Es un disparate que se televisen todos los problemas del orden público con cámaras de televisión, porque incitan a manifestarse. Me inquieta que se retransmitan en directo las cargas policiales".

Nadie del PP le contradijo, al menos públicamente, y desde luego, ningún directivo de TVE se pronunció en sentido contrario. Es un dato.

Otros datos son los que me dan algunos de los periodistas de la casa con los que hablo a menudo (sí, son periodistas no afines al PP, para qué voy a engañarles). Me cuentan que las censuras, el control, los trucos, van muy poco a poco. Que no caen, de momento, en las trampas de antaño ni cometen errores del Urdacismo, bonito nombre. Que de momento todo es más sutil... al menos en los informativos diarios. Que la cosa más burda está en los no diarios, como en Informe Semanal. No en vano está Castro, que tanto aprendió al lado de Urdaci. O en especiales informativos como el del día de las elecciones gallegas y vascas, cuando el fenomenal lío que se armó en la redacción, con redactores casi amotinados y dispuestos a no firmar nada o firmando con el segundo apellido, también se recordará. Aquí encontrarán más datos.

Meter miedo con un posible ERE y poner como cebo lo que está a punto de pasar en las autonómicas de Valencia o Madrid, es sin duda otro método infalible para parar rebeldías de cualquier tipo. Esto es así. Por ejemplo, como en la Agencia EFE -también de titularidad pública-: en la crónica que EFE San Sebastián escribió de la visita de Oliver Stone, se eliminó la frase en la que el director decía: "El hecho de que Aznar fuese un aliado de Bush, igual que Tony Blair, y participase en su coalición significó una desgracia para España. Para estas cosas está disponible el Tribunal Internacional de la Haya. Si le queréis llevar a juicio depende de vosotros".

6. Premios que no se entregan

Voy a contarles una historia divertida. Poco antes de que ganara las elecciones el PP, concretamente el 4 de noviembre del año pasado, el Ministerio de Cultura otorgó el Premio Nacional de Televisión a los informativos de TVE.

Fran Llorente, tras conocer la noticia aseguró que el galardón era un respaldo a la consolidación de un "modelo de televisión pública independiente. Es todo un reconocimiento, un reconocimiento sensacional para todo el equipo que día a día pone todo su esfuerzo (...) y a una filosofía de trabajo que se basa en el valor de los profesionales y a favor del pluralismo, el rigor y la independencia".

El portavoz del PP en la comisión de control parlamentario de RTVE, Ramón Moreno, sin embargo, lo vio de otra manera. Sobre la concesión del premio dijo: "Ni tienen recato ni tienen nada. Esto ya es la guinda del pastel. Han decidido que, para lo que les queda en el Gobierno, hay que agradecer los servicios prestados". Se lamentó de que el Gobierno socialista "se destape ahora con este galardón, después de que el PP no haya parado de denunciar el tratamiento que está recibiendo de Fran Llorente y el favoritismo de TVE hacia Rubalcaba y Zapatero".

El caso es que el premio, dotado con 30.000 euros, se entrega, como todos los demás premios nacionales en una gala que convoca el Ministerio. Pero, en este caso, la gala nunca se convocó. No hubo ni habrá, supongo, foto del ministro Wert otorgándole el galardón al monstruoso y tendencioso Llorente. Porque además, ya hay nuevo premiado, Jesús Hermida. Sin duda en esta ocasión habrá gala, foto y jarana.

Los 30.000 euros que debería tener la cadena pública, que es de todos ustedes, de momento siguen en manos del Gobierno. ¿Por qué no se ha quejado el propio Llorente? ¿Por qué nadie ha puesto el grito en el cielo? Bueno, para eso estoy yo, aquí y ahora.

Habrá una tercera parte, seguro.