BLOGS
20/07/2018 07:13 CEST | Actualizado 20/07/2018 14:21 CEST

De qué nos libramos librándonos de Javier Cárdenas (parte 2)

GTRES
El presentador Javier Cárdenas durante la presentación del programa 'Hora Punta', en 2016.

Ayer contaba una noticia esperanzadora sobre Cárdenas y prometía más datos. Primero cuatro penosos momentos, vergonzantes o estúpidos de Cárdenas:

1. Entrevista al secuestrador de la farmacéutica de Olot

Se cumplían 25 años del famoso secuestro de Maria Àngels Feliu, retenida durante 492 días. Y Cárdenas entrevistó ¡al secuestrador! fuera de plató:

-¿Llegaste a enamorarte de ella? - fue la pregunta.

-Jamás. Entenderás que tendría a la pobre criatura allí dentro sin verle la cara - fue la respuesta del secuestrador

2. ¿Las personas superdotadas se juntan?

3. ¡Quién pillara esta parálisis cerebral!

4. Los periodistas científicos le piden que se calle...

Segundo, una anécdota:

Marta, vamos a llamarla Marta, llegó un día al equipo del programa de Cárdenas, cuando este aún estaba producido por Gestmusic. Sabedora de la jocosidad que despierta la mala dicción del presentador, propuso incorporar eso al programa, jugar con ello, bromear sobre el tema. Recién llegada al espacio lanzó una idea: sentar en el plató, en la mesa, junto a Cárdenas, a un logopeda y que el propio presentador se riese de sí mismo, usando eso que le pasa al hablar en beneficio propio y del programa. Lo que proponía la productora Marta era algo así como:

"Que Cárdenas, le pidiese al logopeda que lo corrigiera en directo, que lo interpelara o que cuando tuviera dudas le preguntara... un juego, un pequeño guiño. Cuando lo conté en la reunión de contenidos, (sin Cárdenas, claro) me miraron todos estupefactos, como si estuviera loca y me dijeron que no tenía ni idea de cómo era este tipo. Uno de los miembros del equipo me dijo, bueno, díselo, si quieres marcharte hoy mismo, díselo".

El programa duraba poco más de media hora, era diario y costaba 39.000 euros cada entrega

Todo aquello quedó en nada, claro, Marta nunca lanzó ni esa ni otras propuestas similares que suponían un juego metatelevisivo. "Más adelante tuve otra ocurrencia, esta ya de coña: ponerle en la mesa, como quien no quiere la cosa, un diccionario de sinónimos para que buscase otras palabras iguales a IMPRESIONANTE". Tampoco lo hizo. En el fondo es una cobarde...

He querido arrancar con esta anécdota por dos cosas, una, porque me encanta. Dos, porque explica bien los procedimientos del espacio, y quién es Cárdenas.

Tercero, cosas del programa Hora Punta y de Cárdenas que quizá no sabíais:

NO era en directo

Resulta que el programa, que duraba poco más de media hora, que era diario, y que costaba 39.000 euros cada entrega (una cantidad muy razonable en televisión, repito), NO era en directo. El programa se grababa el día anterior. Y en el caso del lunes, se grababa el jueves, porque los viernes son sagrados. ¡¡¡Que se llamabaHora Punta, por el amor de dios!!!...

"¿Y qué?", dirán algunos. Hay muchos programas que se graban. Cierto, pero no los de ese estilo. No se graba El Hormiguero, ni El Intermedio, que son sus competidores y su estilo (perdóname Wyoming)... Y en todo caso, la pregunta es ¿por qué? ¿Quizá para eliminar las frases que no se le entienden al presentador? No, parece que la verdad es más simple: el programa se grababa un día antes, (ni falsos directos ni chorradas), para que se pudiera post producir bien todo y porque Cárdenas le tiene terror al directo (también graba por la tarde el matinal de la radio Levántate y Cárdenas). ¿Se dijo eso en algún momento de la emisión para que el espectador entendiera, por ejemplo, por qué no estaba tocando el tema del día un programa como ese? No.

Todos han venido a corroborarme lo que ya sabía: trabajar con este tipo es insoportable

Y lo que os decía, el programa del lunes se grababa ¡el jueves!. De tal manera que si sucedía algo de enjundia, que es lo que suele pasar durante cuatro largos días, en Hora Punta brillaba por su ausencia, pese a su sugerente título.

Ejemplos. Los domingos emitían Masterchef, así que en el programa del lunes era casi obligatoria alguna mención. ¿Pero cómo haces eso cuando lo has grabado el jueves anterior? Pues fácil, ese jueves se dice algo así como "¡qué guay ayer Master chef, eh?, qué divertido todo?". A veces, incluso, intentaban sacar información a la productora que hace el concurso de cocina, (y que lo tiene todo ya grabado), pero era un esfuerzo inútil. Lo productora, con todo el buen criterio del mundo, lleva en secreto total el concurso, para que no se filtre nada. Así que en Hora Punta tiraban de tópicos.

Un día estuvo como invitada Isabel Gemio. El programa se había grabado un miércoles para emitir el jueves, el mismo jueves que se hizo pública la polémica sentencia de 'La manada'. Isabel iba a hablar de un programa que reivindica el papel de la mujer, a hablar de violencia de género y de derechos a colación de la fantástica serie que se emitía después, La otra mirada. Y quizá lo normal habría sido abordar el tema del DÍA, el único tema candente que importaba ese jueves. En cambio, vimos a Isabel participando en un bonito truco de magia.

Un equipo que abandona el barco y las continuas quejas

Durante estos dos años, el programa ha contado con unos 15 directores adjuntos, manos derechas o similar (puesto que el director del programa es él) y alrededor de 40 personas se han pirado o han sido despedidos. Algunos por atreverse a cuestionar su criterio con una frase tipo "creo que esto lo estás enfocando mal". Como comprenderéis no puedo dar nombres, pero todos han venido a corroborarme lo que ya sabía: trabajar con este tipo es insoportable. Y las quejas al defensor del espectador de TVE, Ángel Nodal, las decenas de tuits de protesta, el clamor popular vienen a corroborar que el programa que hace, también.

Llamé a TVE para preguntar a quemarropa. Me costó un poco pero finalmente (tras balbuceos y silencios de productores ejecutivos y productores delegados que se quedaron un poco en shock ante mis preguntas concretas) el director de comunicación de la cadena pública, respondió. Nodal nunca respondió.

1. ¿Es cierto que el programa se graba?, le pregunté.

"Bueno, no siempre, a veces es en directo, a veces se graba una hora antes, para pulir cosas...".

Ahí lo dejo.

2. El programa recibe muchas quejas. ¿Qué hace con ellas la cadena? ¿Llegan al programa? ¿Se responden? ¿Se les pasa al programa? ¿Qué dice Cárdenas de ellas? ¿Son revisadas y explicadas por la dirección?

"Las quejas se hablan, se comentan con la dirección de cada área...".

DATO: Toñi Prieto, la directora de Entretenimiento de TVE respondió así, con esta respuesta de cemento, a esta misma cuestión:

"Sí, hablamos con Cárdenas porque hay cosas que no se deben tocar. Nosotros siempre hablamos con los directores y productores ejecutivos para modificar algo si no es adecuado".

Ahí lo dejo, también. Recordad la anécdota que contaba más arriba...

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs

ESPACIO ECO