Ayuso baraja ponerse un sueldo vitalicio: ¿qué privilegios tienen los expresidentes en otras CC.AA.?

Ayuso baraja ponerse un sueldo vitalicio: ¿qué privilegios tienen los expresidentes en otras CC.AA.?

Algunos territorios conceden a sus exmandatarios indemnizaciones, suplementos a las pensiones y acceso a los consejos consultivos con altas retribuciones

Isabel Díaz AyusoEuropa Press via Getty Images

Una 'paguita' vitalicia. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha reconocido este martes que baraja recuperar el estatuto de los expresidentes de la Comunidad de Madrid, que en el pasado otorgaba 8.500 euros mensuales a los exlíderes madrileños por participar en el suprimido Consejo Consultivo. La oposición ha acusado a la líder madrileña de 'colar' de tapadillo, en la modificación de la ley del Gobierno y Administración de la Comunidad de Madrid, un sueldo para toda su vida una vez deje el cargo.

Ayuso ni confirma ni desmiente este extremo, aunque remarca que no ha abordado ninguna cifra y que quiere ver cómo se regulaba el estatus de expresidente regional en el pasado. "No va a haber salarios vitalicios. Ni siquiera hemos tratado aún ese asunto. Eso es un bulo sobre los salarios. Vamos a ver cómo se hacen otras comunidades autónomas, porque prácticamente existe en todas", ha señalado la dirigente.

Pero pese a que dice que no habrá "salarios vitalicios", Ayuso sí ve "lógico y asumible" recuperar el estatuto de los expresidentes que recogía el privilegio de un sueldo para toda la vida. En 2015, Ciudadanos obligó a la entonces presidenta, Cristina Cifuentes, a eliminarlo dentro de un acuerdo para la "regeneración de las instituciones". 

  Aguirre (centro), junto a Leguina y Cifuentes durante la festividad de San IsidroEFE / Mariscal POOL

El entonces consejo consultivo que Ayuso podría ahora recuperar reportaba a sus miembros 8.500 euros brutos mensuales por sólo reunirse una vez a la semana. El puesto lo mantenían durante seis años, renovables otros seis. Sin embargo, el socialista Joaquín Leguina tenía un puesto permanente por ser expresidente y Gallardón e Ignacio González entraron con las mismas condiciones en la recta final de su existencia. Esperanza Aguirre, que fue quien lo creó en 2007, es la única que renunció a su plaza. El coste de este órgano superó los 3,5 millones de euros en 2014, último año en funcionamiento de forma plena. 

El PP defiende la táctica de Ayuso de resucitar el consejo consultivo asegurando que  "casi todas las comunidades en mayor o menor medida establecen el régimen aplicable a aquellas personas que en su día ejercieron la representación del Estado en la Comunidad Autónoma y que tienen mucho que aportar una vez que han dejado de ser presidentes".

Pero, ¿qué privilegios tienen los expresidentes de otras regiones? ¿También disfrutan de un sueldo vitalicio? De nuevo, los posibles 'privilegios' varían en función de cada CC.AA. De hecho, las diferencias empiezan desde el mismo momento del cese. En Asturias, Cantabria, Castilla y León, Extremadura, La Rioja, Aragón, Comunidad Valenciana, Baleares, Murcia y hasta ahora Madrid, los expresidentes no tienen ni siquiera indemnización. 

En Canarias y País Vasco es sólo de un mes, mientras en Andalucía los expresidentes, exvicepresidentes y exconsejeros tienen derecho a cobrar un 80% de su sueldo durante tantos meses como estuvieran en su cargo, con un límite de dos años. En Navarra cobran el 80% de su sueldo durante un máximo de dos años y en Galicia es el mismo tiempo que en la Comunidad Foral, aunque los exmandatarios gallegos solo perciben el 60% de su salario. Además, en algunas regiones, los expresidentes pueden tener derecho durante un tiempo a coche oficial, un despacho, asesores o hasta un chófer. 

Los consejos consultivos, como el que pretende rescatar Ayuso para Madrid, suelen ser el 'retiro dorado' de muchos expresidentes. Al menos, durante un tiempo. Es el caso de Galicia, la tierra de Feijóo. La reforma legislativa de 2014 recoge que todo ellos pueden ejercer su mandato dentro del Consello Consultivo de Galicia por un periodo de seis años siempre que ostentaran la condición de presidentes de la Xunta durante cuatro o menos años, o por un periodo de 12 años, si dicha condición se mantuvo durante más de cuatro. El sueldo es de más de 68.000 euros anuales. El popular Gerardo Fernández Albor y los socialistas Fernando González Laxe y Emilio Pérez Touriño formaron parte de él durante un tiempo. 

  Imagen de archivo del expresident de la Generalitat valenciana, Francisco Camps.Jorge Gil/Europa Press via Getty Images

En la Comunidad Valenciana, Francisco Camps estuvo dentro del Consell Jurídic Consultiu (CJC) durante once años con un sueldo anual de 81.586 euros anuales. Salió de él de forma voluntaria en 2021 para incorporarse a un despacho de abogados. El político valenciano, envuelto durante todos estos años en varias causas judiciales, podría haber ocupado el cargo de consejero en este órgano otros cinco años más.

En Castilla y León, Juan Vicente Herrera forma parte del Consejo Consultivo desde su salida del Gobierno en 2019, cuando se incorporó a su nuevo cargo a razón de 78.010 euros anuales brutos. Según fija la ley, podrá estar en el Consejo hasta los 70 años -Herrera tiene 67 ahora mismo-, aunque si lo pide expresamente podrá ampliar el desempeño de su cargo hasta los 75.

En Castilla-La Mancha, los expresidentes de la Junta tienen el mismo derecho a ser consejeros natos del Consejo Consultivo. De entre los exmandatarios vivos, sólo Jesús Fuentes ocupó su plaza entre 1996 y 1998. El sueldo bruto actual es de 70.755 euros.

  Artur MasAFP

Fuera de los consejos consultivos, algunas regiones dejan importantes pensiones para sus expresidentes. En Cataluña, los exlíderes cobran el 80% del sueldo durante la mitad del tiempo de su mandato y, como mínimo, durante cuatro años. Pero cuando alcanzan los 65 años, tienen derecho como 'pensión' a una cuantía igual al 60% del sueldo del ‘president’ actual. Artur Mas y Pasquall Maragall lo cobran actualmente, según datos de la Generalitat. En el País Vasco, la cuantía es la equivalente al 50% del sueldo actual del lendakari. Juan Carlos Garaikoetxea y José Antonio Ardanza serían actualmente los beneficiarios de esta medida recogida dentro del Estatuto autonómico.