Un bastión del PP se revuelve contra Almeida por un cantón de limpieza: "No somos un basurero"

Un bastión del PP se revuelve contra Almeida por un cantón de limpieza: "No somos un basurero"

El Ayuntamiento va a construir esta instalación junto a viviendas y encima de una posible fosa común de brigadistas de la Guerra Civil

Pancarta contra Almeida por el cantón de limpiezaEuropa Press via Getty Images

Más de mil personas se han manifestado este domingo en Montecarmelo contra el cantón de limpieza que se situará en el barrio, denunciando que este "no es un basurero" y pidiendo la reubicación tanto de este como de la base del Servicio de Limpieza Urgente (SELUR) "lejos de centros educativos y viviendas".

Con pitidos y al grito de 'No al cantón', más de mil vecinos, según han informado fuentes policiales a Europa Press, se han congregado en las calles de este barrio madrileño, portando pancartas con mensajes como 'Montecarmelo no olvidará este regalo en las próximas elecciones' y otros muchos dirigidos tanto al alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, como al delegado de Urbanismo, Medioambiente y Mobilidad, Borja Carabante. Cabe destacar que este barrio del norte de Madrid es uno de los mayores bastiones del PP en la ciudad de Madrid. 

Hacia las 11.30 horas ha dado comienzo la protesta, convocada por la Asociación Vecinal de Montecarmelo y la Plataforma No al Cantón de Montecarmelo y a la que han acudido el portavoz de Vox en el Ayuntamiento, Ortega Smith; el secretario general del PSOE-M, Juan Lobato; la portavoz de este partido en el Ayuntamiento, Reyes Maroto; y el portavoz adjunto de Más Madrid en el Ayuntamiento, Edu Rubiño.

El portavoz de la Plataforma No al Cantón, Paco Arranz, ha recordado que la de este domingo es la tercera manifestación en esta materia. Y es que denuncia que la "macroinstalación de 10.000 metros cuadrados para la gestión de basura" se va a situar "entre dos colegios y una guardería, en el corazón de un barrio, para dar servicio a toda la zona noroeste de Madrid".

"Este no es el lugar idóneo para la convivencia, para los niños... Vamos a protestar para conseguir parar esto. Estamos abiertos a negociaciones pero Carabante también tiene que tener voluntad política para hacerlo", ha remarcado.

David, vecino de la zona, ha acudido a la manifestación para "luchar" por su barrio. En declaraciones a Europa Press ha denunciado que este tipo de instalaciones les afectarán a todos. "Camiones a las cinco de la mañana, elementos contaminantes, olores... Los cantones de limpieza no corresponden aquí, sino en las zonas industriales, donde no molestan a los vecinos", ha argumentado.

Igual que él, Manuel acude a título individual a la prostesta. El nuevo cantón se situará a unos 300 metros de su casa, donde vive desde 2009. "Este es un barrio residencial, a las afueras, colindante con zonas industriales, y han decidido poner el cantón al lado de mi casa", ha protestado.

Patricia, quien lleva dos años y medio en el barrio, se ha tomado la instalación del cantón de limpieza "de muy mala gana". Según ha contado a Europa Press, el cantón de limpieza estará "muy cerca" de su casa. Igual que los demás, ha asegurado que existen "otras alternativas que no molestarían a tantos vecinos". "En estas cosas se debe tener en cuenta la opinión de los vecinos, que son los primeros afectados por ello", ha subrayado.

"No puede ser que se trate con desprecio y arrogancia a los vecinos. Esto era una promesa electoral", ha reprochado al Ayuntamiento el portavoz de Vox. Desde grupo no ponen "ningún tipo de trabas" a la limpieza de Madrid y a los servicios municipales de este tipo pero consideran que "hay ubicaciones, parcelas, donde se puede mantener ese servicio de limpieza ágil y eficaz, cercano a los barrios sin perjudicar a vecinos, colegios y zonas verdes".

Asimismo, ha destacado que existen alternativas, como la Ciudad de la Raqueta, "muy bien comunicada con la M-40 y que puede servir perfectamente como depósito". "Hemos presentado alternativas como camiones que reparten en determinados puntos a operarios con sus carritos de limpieza, que después son recogidos", ha explicado.

Por su parte, Maroto ha incidido en que "se debe autorizar la licencia para que la Dirección General de Memoria Histórica pueda hacer las catas arqueológicas a tenor de las nuevas investigaciones que la Asociación de Amigos de Brigadistas ha trasladado tanto al Ministerio como al Ayuntamiento de Madrid", refiriéndose a la posible fosa común de 451 brigadistas de la guerra civil existente en el lugar, detrás del cementerio de Fuencarral.

Según ha expresado la socialista, esto es "clave", ya que el cantón podría estar "contaminando un espacio para la memoria que debe conservarse". Además, ha aprovechado para insistir en el respeto al Derecho a la Infancia: "La instalación está muy próximo a una escuela infantil y a un colegio".

"Se han dado alternativas a este cantón, que transformará la vida de este barrio, que causará todo tipo de molestias, que va a afectar a un entorno protegido, a disturbar colegios... El Ayuntamiento debe dejar de actuar de espaldas a la gente", ha manifestado Rubiño en este sentido.

Al respecto, este viernes Carabante trasladó que "respeta" la protesta de los vecinos y entiende "su inquietud" aunque explicó que los cantones son "imprescindibles" y "no causan molestias ni perjuicios a los vecinos".

Según subrayó, el cantón de Montecarmelo "hay que ejecutarlo porque hay que dar servicio al barrio como consecuencia del incremento de los medios materiales y humanos" en materia de limpieza.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

Además, el delegado informó de que tienen conocimiento del permiso que ha pedido una asociación para llevar a cabo un estudio arqueológico en la zona, de lo que aseguró que se ha solicitado ese trámite administrativo. "Ya que han aprobado una Ley de Memoria Democrática, lo que tienen que hacer es cumplir su propia ley", incidió, en relación a la petición de este estudio por parte de la Secretaría de Estado de Memoria Democrática.