NOTICIAS
31/05/2012 15:50 CEST | Actualizado 07/06/2012 09:10 CEST

Buscar otra Tierra es ahora más fácil

Una técnica conocida como 'peine de frecuencias láser' -un desarrollo galardonado con el Nobel de Física en 2005-, que sirve para medir las longitudes de onda que radien los objetos celestes, ha sido implementada hasta lograr una exactitud sin precedentes.

Los resultados, publicados en 'Nature', abren la vía para elaborar el primer censo de estrellas cercanas al Sol con planetas similares a la Tierra. En la investigación han participado científicos españoles del CSIC.

Los científicos han probado esta tecnología en HARS, un espectómetro, (que sirve para medir la velocidad de una estrella o buscar planetas en órbita de otras estrellas) del telescopio de 3,6 metros del Observatorio de la Silla (Chile) y han trazado la órbita de un exoplaneta ya descubierto que gira en torno a la estrella HD75289. A ello corresponde la fotografía superior.

Los espectómetros dispersan la luz que llega a la Tierra procedente de los objetos celestes descomponiéndola en longitudes de onda, frecuencias o colores. Y pueden calibrarse con mayor precisión gracias a la mencionada tecnología del 'peine de frecuencias'.

Según este trabajo, la técnica, que le valió a los físicos Theodor Hänsch y John Hall el Nobel de Física en 2005, supone que la precisión alcanzada con los mismos instrumentos astronómicos es al menos cuatro veces mejor. El secreto de esta mejora se encuentra en un sistema láser que genera un enorme conjunto de pulsos de luz con una separación en frecuencia muy cercana y muy bien definida.