ECONOMÍA
13/06/2012 10:23 CEST | Actualizado 13/06/2012 15:53 CEST

Rajoy: "Es un crédito a la banca que pagará la banca, deberíamos celebrar que nos hayan apoyado"

EFE

Como era de esperar, la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso de los Diputados ha versado sobre el rescate financiero a la banca española.

El primero en preguntar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre este tema ha sido el diputado de Izquierda Plural, Joan Coscubiela, quien ha acusado al Ejecutivo de pasar "de recortar 10.000 millones en Sanidad a pedir un rescate para salvar bancos". Además, le ha instado a "dejar de engañar" a los españoles y le ha reprochado que diga que el rescate "no tendrá contrapartidas". "¿Cómo se atreve?", le ha espetado.

Ante esto, Rajoy, tras hablar sobre el déficit del Estado y asegurar que se está reduciendo "con decisiones duras", ha asegurado que el rescate (al que no se ha referido como tal) "es un crédito a la banca que va a pagar la banca". "Deberíamos celebrar que nuestros socios europeos nos hayan apoyado", ha concluido su respuesta.

En este sentido se ha expresado también el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, quien ha insistido en que las condiciones del rescate serán "para el sistema financiero" y que "no habrá nuevas recomendaciones". "Habrá condiciones para facilitar la restructuración del sistema financiero, las acordaremos en su momento y, cuando se solicite la asistencia, las recogeremos en un memorándum". De Guindos ha vuelto a referirse al rescate (nunca mencionado así) como una "ayuda" que se concederá en "condiciones ventajosas, más favorables que las obtenidas por el FROB recientemente".

De Guindos respondía así a la pregunta del diputado y exministro de Trabajo con el PSOE, Valeriano Gómez, quien le ha reprochado que la reforma financiera presentada por el Ejecutivo "hace cuatro meses" sea, a su juicio, "un absoluto desastre". "Aquella reforma ha venido sucedida de la mayor quiebra financiera en la historia de España", ha asegurado Gómez en referencia a Bankia. "Han logrado en cinco meses que España fuera rescatada. Eso sí, a base de presionar y presionar. No dijeron la verdad, sabemos que se impondrán condiciones estrictas que afectarán a las pensiones, al mercado laboral y que deprimirán los derechos sociales y laborales. Nosotros no estaremos ahí", ha continuado el diputado socialista, quien ha exigido al Gobierno aunar las voces en materia económica.

En respuesta, De Guindos ha asegurado que "este Gobierno no presiona", pese a que Rajoy aseguró que él presionó para pedir el rescate. El titular de Economía dice que el Ejecutivo "obliga a provisionar, lo que no se hizo en el pasado". Además, ha calificado de "ejercicio de transparencia y responsabilidad" la petición de rescate y ha asegurado que, "en última instancia", lo que hace el Ejecutivo es que las entidades "sean más solventes que en el pasado".

En torno al rescate también han versado las preguntas del PSOE y de UPyD a Mariano Rajoy. El 'duelo' entre Rubalcaba y el presidente del Gobierno ha girado en torno a las consecuencias para la deuda de la petición de rescate.

El secretario general del PSOE ha rememorado las palabras de un portavoz del Gobierno alemán, que dijo que el dinero pedido por el Estado es dinero que adeuda el Estado. "Lo que otros hicieron con su deuda pública, nosotros lo vamos a hacer con ayuda de Europa", ha respondido Rajoy. "El diablo está en los detalles", insistía Rubalcaba, que ha pedido crear una comisión que supervise el rescate, "que se preocupe de que el rescate llegue a los ciudadanos" y que "haga un ejercicio de transparencia hacia delante y hacia atrás". Además, ha pedido que no "paguen justos por pecadores".

Por su parte, la líder de UPyD, Rosa Díez, le ha pedido a Rajoy que se refiera al rescate como tal, sin eufemismos. "Dígalo conmigo: rescate. No le va a pasar nada porque lo diga", ha instado Díez antes de exigirle un pacto de Estado en materia económica.

SOMOS LO QUE HACEMOS