ECONOMÍA
02/08/2012 08:30 CEST | Actualizado 01/10/2012 11:12 CEST

Mario Draghi se juega su credibilidad en el BCE... y España e Italia su futuro a corto plazo

Getty Images
Rome, ITALY: Bank of Italy governor Mario Draghi delivers his speech during an annual conference on household savings in Rome 31 October 2006.Draghi said he expects further significant consolidation in the banking and financial services sector. AFP PHOTO / VINCENZO PINTO (Photo credit should read VINCENZO PINTO/AFP/Getty Images)

Si el Banco Central Europeo se caracteriza generalmente por su discreción y prudencia, la reunión de la mañana de este jueves es la del todo o nada en la credibilidad de su presidente, Mario Draghi. "Dentro de nuestro mandato, el BCE está preparado para hacer todo lo que sea necesario para preservar el euro, y créanme, esto será suficiente", aseguró la semana pasada en relación a una intervención en los mercados para estabilizar la deuda pública de España e Italia.

El día ha llegado y los expertos en vaticinar decisiones de la máxima institución monetaria no lo tienen tan claro. En el órgano, integrado por los 17 bancos centrales, no mandan todos por igual, sino que el Bundesbank alemán tiene un peso determinante. En los últimos días, su presidente, Jens Weidmann, y destacados miembros del Gobierno de Angela Merkel han enfriado la posibilidad de una acción decisiva del banco central.

¿Qué puede hacer el BCE?

  • Comenzar a comprar deuda pública española e italiana de manera inmediata y masiva. La opción, poco probable para los analistas, cuenta con los reparos de Alemania. Aunque la máxima institución monetaria lo ha hecho en el pasado.
  • Anunciar que lo hará a medio plazo. Una nueva promesa del BCE que deje claro que ha cambiado de rumbo, aunque no se materialice de manera inmediata, podría calmar a los mercados.
  • Anunciar una acción concertada que combine las compras de deuda del BCE y el apoyo al fondo de rescate, con el mismo fin.
  • Dar una ficha bancaria al fondo de rescate. Es otra de las posibilidades descartadas hasta ahora por Alemania. Consistiría en convertir en la práctica al fondo de rescate de la eurozona en un banco privado que podría, como los demás, acudir al BCE en busca de liquidez e inyecciones ilimitadas.
  • Nada.

La reunión de esta mañana, que concluirá con la tradicional rueda de prensa a las 14:30, hora peninsular española, pero no es el único foco de atención del día. El Tesoro Público intentará aprovechar este jueves la relajación de la prima de riesgo por debajo de los 540 puntos básicos para colocar entre 2.000 y 3.000 millones de euros en bonos y obligaciones a un precio más bajo. Esta subasta será por ello una de las citas clave de la semana para que España pueda disipar las dudas sobre su solvencia.

Además, Mariano Rajoy recibe al primer ministro italiano, Mario Monti, que lleva varios días de gira por las principales capitales europeas.