POLÍTICA
14/12/2012 11:26 CET | Actualizado 13/02/2013 11:12 CET

La población española aumenta casi 6 millones de personas en una década por la inmigración

La población española ha crecido en seis millones de personas en la última década (2001-2011) hasta sumar 46,8 millones de habitantes debido, en gran parte, a los extranjeros residentes en España, que se han triplicado en ese periodo hasta alcanzar los 5,2 millones.

La población procedente de otros países ha crecido un 234% en los últimos diez años, con la entrada de tres millones y medio de personas, mientras que la española lo hizo el 5,8%, con 2,2 millones más hasta situarse en 41,6 millones.

Estos datos forman parte del Censo de población elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la operación de mayor envergadura que realiza este organismo cada diez años, que refleja un aumento del 14,6% desde 2001 del total de ciudadanos censados, lo que supone el mayor incremento de la historia.

El INE recuerda que los motivos de este crecimiento son varios, como un aumento de la esperanza de vida desde el censo anterior, un incremento de la tasa de natalidad (sobre todo en el período 2005-2009) o el hecho de que muchos extranjeros hayan adquirido la nacionalidad española.

AUMENTO EN TODAS LAS COMUNIDADES

Por comunidades autónomas se ha producido un aumento de la población en todas, aunque de forma desigual, y es en las Islas Baleares dónde más ha crecido (30,8%) y Asturias donde menos con tan sólo un 1,1%.

En cuanto a las provincias, Guadalajara con un alza del 47% ha sido la que más ha crecido mientras que sólo cuatro han perdido población (Zamora, Ourense, Lugo y Palencia), con caídas de entre el 2,1 y el 3,8%.

El INE también ofrece datos por municipios y destaca que más de la mitad (4.145) han perdido población pese a que existen casos excepcionales como el de Yebes (Guadalajara), que ha multiplicado por diez su población y ha pasado de 203 habitantes en 2001 a 2.099 en la actualidad.

RUMANOS Y MARROQUÍES, PRINCIPALES INMIGRANTES

Desde el pasado censo se ha producido un incremento muy importante de la población extranjera residente en España. Destaca especialmente el incremento de rumanos y marroquíes en términos absolutos y el de paraguayos, bolivianos y rumanos en términos relativos.

En todas las comunidades autónomas se ha producido un incremento significativo del número de extranjeros respecto al censo anterior. No obstante, existen comunidades autónomas, como Islas Baleares, Región de Murcia, Comunidad Valenciana o Cataluña en donde el porcentaje de extranjeros respecto a la población de su comunidad autónoma supera el 15%.

CADA VEZ MÁS MAYORES

Por el contrario, la "masiva" llegada de población extranjera (mayoritariamente más joven que la española) no ha impedido que en los diez años transcurridos desde el último censo la edad media haya aumentado en 1,5 años, según señala el INE.

Agrupando la población en grandes grupos de edad se observa, durante estos diez años, el incremento del peso relativo de la población de 40 a 64 años y la disminución del peso relativo de la población en edades de 16 a 39 años. Así, el estudio recoge que en la actualidad, por cada persona en edad no activa, hay casi exactamente dos personas en edad de trabajar.

En la comparación de las pirámides de población 2001 y 2011 se deduce que las generaciones más numerosas, que en el censo de 2001 estaban en torno a los 25 años, se sitúan ahora en torno a los 35 años de edad.

Las comunidades autónomas más envejecidas son las que se encuentran en el noroeste peninsular, mientras que las más jóvenes se sitúan en las islas y en el sureste de la Península. Destaca el Principado de Asturias, con una edad media de 46,3 años.

Asimismo, la evolución desde 2001 la comunidad que más ha envejecido es Canarias, seguida de Galicia, Extremadura y Principado de Asturias.

GUADALAJARA, LA QUE MÁS CRECE

En cuanto a las provincias, Guadalajara, con un incremento del 47% en su población, ha sido la que más ha crecido, seguida de Girona con un 33% y Tarragona con un 32%. En este apartado, solo hay cuatro provincias que han perdido población (Zamora, Ourense, Lugo y Palencia).

Asimismo, el municipio que más ha crecido en términos relativos desde el censo de 2001 es Yebes (Guadalajara), que ha multiplicado por más de 10 su población, pasando de 203 habitantes en 2001 a 2.099 en la actualidad. Además, de los diez municipios que más han crecido en términos relativos, cuatro se encuentran en la provincia de Guadalajara. En términos absolutos, los municipios que más han crecido son Madrid (259.922 habitantes más), Barcelona (107.129) y Palma de Mallorca (68.243).

Entre los diez municipios superiores a 10.000 habitantes que más población han perdido, siete se encuentran en Asturias. Los municipios que más población han perdido en cifras absolutas son Cádiz, que pierde 9.349 habitantes, Ferrol (A Coruña), que pierde 6.260 y Mieres, en el Principado de Asturias (pierde 5.294).