POLÍTICA
19/12/2012 08:52 CET | Actualizado 17/02/2013 11:12 CET

El Ministerio de Sanidad hace oídos sordos al auto del Constitucional sobre la tarjeta sanitaria de los inmigrantes

EFE

Habla Tribunal, que no te escucho. La ministra de Sanidad, Ana Mato, sigue en sus trece pese a que el Tribunal Constitucional avaló la decisión del Gobierno vasco de dar asistencia sanitaria a los inmigrantes sin papeles, en contra de la retirada de la tarjeta sanitaria que plantea el Ejecutivo central.

"Aunque acatamos la decisión del Constitucional, seguimos pensando que el decreto del Gobierno vasco es inconstitucional", aseguró la ministra en el Senado, donde también aseguró que el Tribunal "no se ha pronunciado sobre el fondo del asunto, sino que lo ha hecho sobre la suspensión".

El Constitucional, en un auto, avaló la decisión del Ejecutivo autonómico de dar asistencia sanitaria a los inmigrantes sin papeles y acordó mantener la suspensión cautelar de la medida autonómica relacionada con el copago farmacéutico, es decir, decidió que el Gobierno Vasco debe implantar esta medida.

En el mismo sentido se expresó el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, quien cree que el auto del Tribunal "levanta cautelarmente la suspensión hasta que se produzca una sentencia definitiva" y no se pronuncia sobre el fondo del asunto.

Además, lanzó un mensaje al nuevo lehendakari, Iñigo Urkullu, sobre la herencia de la sanidad vasca recibida del PSE, que le deja una sanidad que pone "las prótesis gratis a los alemanes".

NOTICIA PATROCINADA